El cantante colombiano Juanes en Santiago, Chile

El MGM Grand Convention Center en Las Vegas se rendirá el 13 de noviembre a la Persona del Año de los Latin Grammy, Juanes. Después de casi 20 años de éxitos, Juanes se sumará a otros artistas ya reconocidos por la Academia Latina de Grabación como Plácido Domingo, Gloria Estefan o Joan Manuel Serrat.

Juanes (Medellín, Colombia, 1972) es el artista del año en América Latina. Así lo decidió la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación al concederle el reconocimiento a toda su carrera. El cantante colombiano será homenajeado en Las Vegas en noviembre.  El título le llega a Juan Esteban Aristizábal Vásquez casi veinte años después de iniciar su carrera en solitario y con grandes éxitos entre el público latinoamericano especialmente, pero también en el ámbito internacional. Juanes recoge el testigo de Maná, la banda mexicana, que obtuvo el mismo honor el año pasado. Los Grammy Latinos han tomado en consideración sus 12 éxitos que se convirtieron en número uno, las 20 millones de copias vendidas de sus trabajos, sus 8 álbumes multiplatino y los 25 premios Grammy que ha cosechado a lo largo de casi dos décadas. “Estoy muy agradecido y honrado de unirme a artistas tan ilustres como Juan Luis Guerra, Carlos Santana, Caetano Veloso y otros, como Persona del año”, dijo Juanes en respuesta a la decisión de la Academia, según una nota de prensa de la misma.

JUANES, EL AMANTE DEL “METAL”

El amor del colombiano por la música comenzó tal vez cuando tenía seis o siete años y encontró en un armario una lira llena de polvo. “Yo me puse a tocarla y me encantó el sonido. No tenía ni idea de tocar, pero me gustaba cómo sonaba. Mi hermano lo vio y empezó a involucrarme con la guitarra. Mis hermanos tocan todos la guitarra y mi padre siempre cantaba tangos y boleros”, dijo a la revista del diario español El País en 2008. La música le venía de familia. Juanes recordaba al mismo medio que sus primeros recuerdos musicales se colaban entre las rendijas del suelo de madera de su casa, que estaba sobre una taberna en la que los clientes cantaban canciones populares. Desde entonces, su repertorio circuló desde las canciones tradicionales del sur de América Latina hasta el heavy metal, por el que se interesó a las puertas de la adolescencia. Aquella primera lira polvorienta se tradujo en una guitarra eléctrica. Junto a su amigo Andrés García Celis fundó una banda de “thrash metal” llamada Ekhymosis, en Medellín en 1988. Eran conocidos en su país de origen, Colombia, y lanzaron cinco discos que presentaron en varios conciertos por todo el país. Aproximadamente diez años después de su fundación, Juanes decide dejar el grupo y apostar por su carrera en solitario con una música diferente, el pop/rock latino. Cogió su guitarra y sus canciones y se trasladó a Estados Unidos. Allí conoció a Gustavo Santaolalla, el productor argentino detrás de otras exitosas carreras musicales. Comenzaron a trabajar juntos y, un año después, Juanes daba el pistoletazo de salida a la trayectoria que ahora le avala y que le ha valido fama, premios y reconocimiento.

LA MÚSICA Y LA POLÍTICA

En 2000, lanzó “Fíjate bien”, su primer álbum de estudio como solista. Con este trabajo estuvo nominado a siete premios Grammy Latinos, de los que se llevó tres. “Recuerdo haber asistido al anuncio de las nominaciones al Latin Grammy después de lanzar mi primer álbum como solista. Me sentí tan agobiado por la emoción de escuchar mi nombre siete veces que tuve que salir un momento para procesar cómo acababa de cambiar mi vida para siempre”, dijo al respecto. “Tuve la bendición de ganar tres estatuillas ese año y La Academia Latina de la Grabación ha sido una parte fundamental para llevar mi música a una audiencia global desde entonces”, añadió Juanes en una entrevista con la Academia a propósito de su galardón. Después de “Fíjate bien” llegaron “Un día normal”, “El diario”, “Mi sangre”, “La vida es un ratico”, “P.A.R.C.E.” y otros títulos más, hasta “Mis planes son amarte”, en 2017. En estos discos se escondían grandes éxitos como “Es por ti”, “Me enamoro” y el fenómeno de “La camisa negra”. La música de Juanes se extendía desde Estados Unidos, donde todavía reside actualmente, a todas las partes del país. Desde América Latina, a algunos lugares de Europa y a otros con culturas tan diferentes, como Marruecos o Turquía. Y con la música de Juanes crecía también su relevancia pública. La revista estadounidense Time lo nombró una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2005. Por eso, cualquier cosa que Juanes decía, más allá de la música, tenía mucho eco. Sobre todo, lo relacionado con la situación en su país, Colombia. En diferentes momentos el cantante se mostró a favor de la negociación entre las FARC y el Gobierno colombiano que,  finalmente, tuvo lugar y cristalizó en la firma del acuerdo de paz en 2016. “Son casi 50 años de guerra. Ojalá el Gobierno se sentase a negociar con las FARC. Hay cosas que ellos proponen que pueden ser buenas, nadie lo sabe. Y hay cosas que el Gobierno propone que son buenas. ¿Por qué no juntarlo y negociar? Por la vía de las armas no va a ser posible”, dijo a El País Semanal en 2008.En 2006, Juanes fundó la organización “Mi Sangre” que se centraba en las necesidades del país en materia de atención a víctimas de minas antipersona, según se recoge en la web de la fundación. De hecho, la canción “Fíjate bien” hablaba precisamente del problema de minado en el país. Con los acuerdos de paz prosperando en Colombia, Juanes apuntó a la situación en Venezuela y el cantante aboga por un cambio pacífico en este país americano. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Manuel Noriega

El colombiano Juanes dando un concierto en Medellín, Colombia
Juanes en Puerto Rico

Comentarios

Comentarios