Johnny Depp se declaró “orgulloso” de coincidir en la 76ª Mostra de Cine de Venecia con su hija Lily-Rose Depp, que presentó fuera de competición, junto a Timothée Chalament, la película “The King”.

“Es increíble, lo único que puedo hacer es sonreír”, dijo el actor durante la rueda de prensa de presentación de “Waiting for the barbarians”, un filme dirigido por Ciro Guerra que aspira al León de Oro. Depp recordó que su hija -nacida de su relación con la actriz francesa Vanessa Paradis- visitó varias veces al festival siendo niña, acompañándole, y expresó su orgullo al verla ahora “convertida en una mujer joven increíble, abriéndose camino por sí misma, con dignidad”.

“Podía haber hecho películas simplemente para ganar dinero, aprovechando su nombre, pero no ha sido así”, subrayó al recordar que, al inicio de su carrera, después de rodar su primera película junto a Natalie Portman (“Planetarium”), la actriz encadenó tres películas francesas seguidas. “Estoy muy orgulloso de ella, es impresionante, ella es mi dios”, concluyó. En un momento complicado para su carrera y reputación y arrastrando las secuelas de su tormentoso divorcio de la actriz Amber Heard, Depp fue recibido con los brazos abiertos en esta Mostra de Venecia en la que presenta “Waiting for the barbarians”, una alegoría sobre el poder y el miedo al extranjero. Reportaje/Imágenes: Efe

El reconocido actor Johnny Depp
Johnny Depp a su llegada al 76o Festival de Cine de Venecia
La actriz y modelo Lily-Rose Depp, hija del actor Johnny Depp

Comentarios

Comentarios