El Rey Felipe VI y su esposa, la Reina consorte Letizia

Nombrado Príncipe de Asturias en 1977 y proclamado como Rey de España desde el 2014, Felipe VI toma cada vez más relevancia en la Casa Real, y después de que su padre, el Rey Juan Carlos I de Borbón, anunciara su exilio del país ibérico en un momento crítico, las decisiones del Jefe de Estado son tomadas con mucha mesura por la prensa especializada en la monarquía y la opinión pública.

Siempre acompañado de su esposa, la Reina Letizia, la pareja forma un dúo activo desde el Palacio de la Zarzuela, que –aunque mantienen las tradiciones de la Corona de España– buscan ampliar sus horizontes a través de una restauración borbónica “con inclinación a derecha” más audaz y contemporánea que sus mandatarios predecesores.

Es conocido por su serenidad y actitud relajada, aceptando su papel como sucesor del Trono, desde el 19 de junio de 2014, tras la abdicación del Rey Juan Carlos I, quien por medio de un comunicado renunció de forma “voluntaria” al trono y abrió automáticamente el proceso sucesorio.

Durante los 5 primeros años de su reinado, el monarca ha demostrado una visible consolidación y unidad de la monarquía con el Estado, aunque guiado más por los interese políticos de derecha. Ha destacado también como protagonista en momento clave en España, estableciendo nuevas normas en la Casa Real y la posibilidad de renovar, de alguna medida, la monarquía.

                             Muy diferente al Rey Juan Carlos I

Las cuestiones políticas no es lo único que diferencia al Rey Felipe VI de su padre, el Rey emérito Juan Carlos. Las funciones como soberano en los modelos de relaciones son muy distintos entre ambos, aseguran muchos periodistas españoles. Una alianza que ha sabido mantener la corona con el poder político y económico.

Pero a pesar de la magnitud de la monarquía española ante el ojo público, no es fácil escrudiñar al hijo de la Reina Sofía más allá de su trono, quien entre sus mayores pasiones, se encuentra su vertiente como eje central del Ejército de España.

Familia Real de España asisten a la misa oriental en la catedral de Palma de Mallorca en España

A los 18 años comenzó su trayecto militar, destacándose actualmente como el supremo de las Fuerzas Armadas. De hecho, el día que sucedió al trono llevaba puesto el distinguido uniforme de etiqueta de capitán general del Ejército de la Tierra, vestiduras que aludieron al cambio de mando de Jefe Supremo. Un acto que logró causar mucha expectación, pues esto supone el apoyo de la institución más cercana de Felipe VI en caso de una rebelión en contra de la monarquía.

                                                       Un rey moderno

El querido Rey de España mostró gran empatía a las víctimas del terrorismo en sus primeros años como soberano, condenando cualquier acción de violencia. También apoyó, junto a su esposa Letizia, el colectivo LGBT, comprometiéndose con los derechos de esta comunidad y apartándose de las ideas conservadoras de su progenitora, la Reina emérita Sofía.

De la misma forma, Felipe VI prohibió a los miembros de la familia real trabajar para empresas privadas, tener negocios en el sector público y decidió rebajar su suelto en un 20 %.

Sin embargo, aunque hasta ahora su trabajo en la Casa Real parece ir encaminado a una buena gestión, el monarca ha tenido diferentes tropiezos, entre ellos, diferencias familiares en el interior del Palacio de la Zarzuela.

Después de que el Rey Juan Carlos I fuera considerado ya un segundo plano, los tradicionales posados de la Familia Real de España parecen ir perdiendo miembros, sin pasar por alto los roces entre la Reina emérita Sofía y la Reina consorte Letizia. Un punto que no ha perdido de vista la opinión pública, especialmente por la confrontación que tuvieron en la catedral de Palma de Mallorca en la semana de pascua de 2018, donde las monarcas forcejearon mientras posaban para una foto con las Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Imágenes: Clasos

El Rey Felipe VI de España con la Princesa Leonor

Comentarios

Comentarios