Tamaño de texto-+=
Compartir:

Después de desfilar para Victoria’s Secret, la supermodelo sueca incursiona en el mundo empresarial.

Elsa Hosk en el Festival de Cine de Cannes

abcstablecida como una de las top models más influyentes y hermosas de las pasarelas, la guapa Elsa Hosk ha reivindicado su carrera dentro de la industria de la moda con el lanzamiento de su nueva firma de ropa Helsa Studio, una oda a sus raíces escandinavas que se adhiere a los básicos del armario con ese toque cool que caracteriza a la supermodelo.

Sus días de glamour y lujo en los icónicos espectáculos de Victoria’s Secret han quedado atrás después de que se cancelaran en 2019, dándole paso a una nueva faceta empresarial con Helsa. Fue ella misma quien protagonizó la primera campaña publicitaria en septiembre y en una de las postales aparece con su hija de un año Tuulikki, fruto de su romance con su esposo, el director creativo y cofundador de Running Vision, Tom Daley.

Siluetas elegantes y minimalistas y de vibras working “para verte lo mejor posible mientras vives con libertad, comodidad y plenitud” es el epítome de Helsa, en el que Hosk funge como diseñadora al 100 por ciento.

“Helsa es mi carta de amor a Escandinavia, una oda a los valores con los que crecí en Suecia y un esfuerzo por comunicar estos valores a la próxima generación de mujeres jóvenes y familias con mentalidad sostenible”, dijo la musa de la moda en la presentación de su marca de ropa.

Elsa Hosk en el evento Revolve Festival

Portó el codiciado “Fantasy Bra” de Victoria’s Secret

De 1,76 metros de altura y unas medidas (58-87-90 cm) dignas de una diosa nórdica, Elsa Hosk ha desfilado para las marcas y los diseñadores más reconocidos del mundo de la moda, incluyendo: Dior, Versace, Miu Miu, Valentino, Michael Kors, Max Mara, Carolina Herrera y Calvin Klein.

Si bien su fama llegó al protagonizar una campaña publicitaria con Guess en 2007, fue con Victoria’s Secret que logró consagrarse en el Olimpo de la moda. En 2018 portó el codiciado “Fantasy Bra” de Victoria’s Secret durante el desfile en Nueva York. El sujetador de nombre “Dream Angels”, con un valor de 1 millón de dólares y diseñado por Atelier Swarovski, incluía 2100 piedras de diamantes incrustadas.

Elsa Hosk en el Victoria’s Secret New York Fashion Show

Cuerpo de “ángel”

Una de las tantas cualidades que se le pueden admirar a la supermodelo de 34 años es su impresionante físico y es que la herencia genética no es suficiente para ser toda una diva de las pasarelas. Hosk sabe que una dieta sana es muy importante no solo para mantener un peso ideal, sino para tener una piel rejuvenecida y tersa.

Uno de sus tips antes de subirse a los desfiles de moda es beber agua tibia con limón, jengibre y pimienta de cayena cada mañana para estimular la digestión y aportar energía al cuerpo sin necesidad de consumir azúcar. Un détox muy práctico que nunca le falla son los jugos verdes y los ayunos intermitentes.

En cuanto a su entrenamiento para lograr esa figura fitness, Elsa opta por el kick boxing para quemar calorías al instante y seguir estrictamente su rutina de ejercicio. Además, ha declarado que ama el baloncesto, por lo que es común verla practicando este deporte con su pareja.

Imágenes: Clasos

Compartir:

Comentarios

Comentarios