El hijo mayor de David y Victoria Beckham, famoso desde la cuna, cumple 20 años con madurez tras un fugaz paso por el fútbol, labrándose una carrera fotográfica y compartiendo amor con la modelo Hana Cross.

Brooklyn Beckham. Con ese apellido, ya huele a fama. Pero además del nombre, hablan los hechos: Tiene 11 millones y medio de seguidores en Instagram y, aunque haya posado como modelo, su verdadera pasión es estar detrás de la cámara.  Así, no es de extrañar que este joven fotógrafo de linaje célebre sea todo un “influencer” en esta red social, donde sus fans están deseosos de felicitarle por su vigésimo cumpleaños… Y todo apunta a que él lo celebrará en pareja.

FAMA DESDE LA CUNA

Sin embargo, aunque se esté labrando su propio camino, lo cierto es que Brooklyn nació con la fama bajo el brazo: es hijo de uno de los futbolistas más famosos de la historia, el británico David Beckham; y de una diseñadora y cantante a la que muchos recordarán como miembro de las SpiceGirls, la banda musical de chicas que inspiró a toda una generación de jóvenes.

Llegó al mundo en Westminster, Inglaterra, el 4 de marzo de 1999. Es el mayor de cuatro hermanos. Sus padrinos eran también estrellas: el músico Elton John, el director de cine David Furnishy  -pareja del cantante- y la actriz Elizabeth Hurley. Sin duda, Brooklyn nació siendo ya una pequeña celebridad.

De hecho, su debut como famoso lo hizo con apenas unas semanas de vida en una sesión de fotos con sus padres para la revista OK. Con tres años, dio el salto a la televisión en un documental sobre su madre Victoria.

Pero, pese a nacer y crecer bajo los focos, el primogénito del matrimonio Beckham no era muy consciente de la fama de su familia: “En realidad no supe que mis padres eran famosos hasta que tenía 13 años, más o menos”, confesó en una entrevista para la revista Wonderland en 2017.

Y relató cómo fue esa revelación: “fuimos a ver un partido de fútbol y la gente comenzó a corear el nombre de mi padre. Y me quedé como ‘¿qué pasa?, ¡oh, Dios!’ Obviamente, yo no veía a mis padres de esa manera”.

Así, no es de extrañar que, aunque su linaje familiar y económico le garantizase un futuro cómodo y seguro, Brooklyn decidiera probar a trabajar en una cafetería en mayo de 2014. Dos meses antes había debutado como modelo en la revista ManAbout Town y, más adelante, lo haría para la prestigiosa firma Burberry.

PASIÓN POR LAS LENTES

Sin embargo, su verdadera vocación no estaba ante las cámaras que lo habían enfocado desde que vino al mundo… Sino detrás de ellas. Así lo descubrió estudiando en la Fine ArtsCollege de Londres y, gracias a una cámara que su padre le regaló, se convirtió en compañera inseparable del joven.

“Comencé a llevarla a todas partes conmigo. Me di cuenta de lo mucho que disfrutaba con todo el proceso, desde tomar las imágenes hasta editarlas, y pronto se convirtió en una pasión completa”, dijo para Miss Vogue a raíz de la exposición correspondiente a su primer libro fotográfico, “What I See”, que publicó con solo 18 años.

Y esa pasión con la cámara como acompañante fue mucho más fuerte que la del balón que, por herencia familiar, muchos pensaron que Brooklyn heredaría. Sin embargo, no fue así, y su paso por la academia del Arsenal Club de Fútbol terminó sin que llegase a debutar en el equipo juvenil.

“Tenía mucha presión encima mío”, dijo al respecto en EntertainmentTonight. “Cada vez que cometía un error, todo el mundo me miraba y decía: ‘¡Oh, por Dios, ha tenido un fallo!’. Todavía me gusta (el fútbol) y sigo viendo partidos con mi padre, pero simplemente quería seguir mi propio camino”.

Y, mientras seguía ese camino a través de la fotografía, Brooklyn encontró el amor. Primero en la actriz Chlöe Grace Moretz, cuya relación se descubrió en 2016. Se separaron por la distancia, pero luego volvieron… y, finalmente, rompieron el año pasado, lo que se confirmó ante unas fotos de él besándose con la modelo Lexi Wood que se publicaron en medios como TMZ.

Meses después, salió a la luz que había vuelto a encontrar el amor, esta vez, en la modelo Hana Cross, que cuenta con 214.000 seguidores en Instagram, y a la que los fans ven un enorme parecido con Victoria Beckham, bromeando en redes sociales acerca de un posible complejo de Edipo por parte de Brooklyn.

Lo cierto es que, en estos meses, ambos han publicado fotos juntos en Instagram, por ejemplo ante la Torre Eiffel en San Valentín: “Mi chica y yo. Soy el hombre más afortunado del mundo. Te amo cariño”, escribió el joven en la publicación.

Además, Hana ha acudido a varios eventos junto a los Beckham, como una más de la familia. Sin duda, Brooklyn Beckham tiene razones de sobra para celebrar en su 20 cumpleaños: desarrollo profesional, amor en familia, y larga juventud. EFE/REPORTAJES Por Nora Cifuentes. Imágenes: EFE/CarolineBlumberg/Facundo Arrizabalaga/Kiko Delgado/EPA/Peter Powell/Tal Cohen

Brooklyn Beckham asiste a la presentación de la colección de la diseñadora británica Pam Hogg en la Semana de la Moda de Londres
Brooklyn Beckham sustituye a su padre, David Beckham, durante el partido de fútbol de UNICEF Match For Children Great Britain & Ireland
Brooklyn Beckham, a su llegada a la inauguración de la nueva tienda de Pull&Bear, del Grupo Inditex en Narón
David y Victoria Beckham con sus hijos Brooklyn Beckham, Romeo y Cruz Beckham llegan para el estreno mundial del documental ‘The Class of’ en Leicester Square, en 2013
Desfile de Pam Hogg en la Semana de la Moda de Londres
Los Beckham asisten a la presentación de la colección Otoño-Invierno 2018 de los diseñadores franceses Kadjahdjah y Lenny Guerrier en París

Comentarios

Comentarios