Ella apoya su cabeza sobre el hombro de él, que la tiene agarrada por la cadera, y él acerca su cara a la de ella, como para darle un beso en la frente. Esta es una de las últimas estampas que ha dejado el recién estrenado amor entre los actores Ben Affleck y Ana de Armas.

Desde hace semanas, las fotos de la nueva pareja han llenado páginas de revistas y minutos de televisión. Son, sin duda, una de losdúos del año. De los pocos que se esperaban, pero que está conquistando al público a base de muestras de cariño y ternura sobre todo en este tiempo en que la reclusión y los virus son  los protagonistas de la actualidad.

Según medios estadounidenses, Ben Affleck y Ana de Armas  coincidieron en el rodaje de “DeepWater”, cinta en la que ambos interpretan a un matrimonio.

Según conocida revista, que cita una que se encuentra en el anonimato, ambos tuvieron una conexión especial desde el principio. El medio cuenta también que Affleck parecía muy relajado cuando Ana de Armas estaba presente, aunque en aquel momento no había signos de romance.

Después, ambos fueron fotografiados en un viaje a Costa Rica y,  un poco más tarde, se supo que habían visitado Cuba, de donde es natural la actriz. Desde entonces se han publicado diversas instantáneas que dan buena cuenta del romance.

DESDE CUBA A HOLLYWOD, PASANDO POR ESPAÑA

Ana nació en Santa Cruz del Norte, Cuba, en 1988. Desde pequeña se sintió atraída por las artes escénicas y, desde los 14 años, estudiaba en la Escuela Nacional de Arte de Cuba por la que se graduó cuatro años después. A los 16 protagonizó su primera película, “Una rosa de Francia”, filme dirigido por Manuel Gutiérrez Aragón, con Alex González como su pareja actoral.

Algún tiempo después se mudó a España para seguir con su carrera. Allí obtuvo la nacionalidad, ya que sus abuelos maternos eran españoles, y protagonizó una serie para adolescentes con la que se dio a conocer al gran público español: “El Internado” (2007-2010).

Tras su experiencia en Europa le llegó el momento de dar el salto a la meca del cine. En 2014 se mudó a la ciudad de Los Ángeles y se centró en mejorar su inglés. Su gran oportunidad llegó con “BladeRunner: 2049”, en 2017.

En 2019 se anunció como parte del reparto de la nueva película de James Bond “007: No Time to Die”, en proceso de postproducción, y tiene varios títulos pendientes de estreno, como el que comparte con Affleck.

De Armas estuvo casada con un actor español, Marc Clotet, de 2011 a 2013. Y, desde ese momento, poco se ha sabido de su vida sentimental hasta que se reveló el romance con Affleck a principios de año. En la edición española de Vogue le dedicó varios elogios, eso sí, profesionales.

RESURGIR, COMO EL AVE FÉNIX

La vida personal de Ben Affleck ha estado varias veces en la palestra, muy a su pesar. El actor, de 47 años, comenzó desde muy pequeño en el mundo de la actuación y en los años noventa se consolidó su papel de estrella de Hollywood.

En su currículum tiene títulos como “GoodWillHunting” (1997), “Shakespeare in Love” (1998), “Armageddon” (1998), “Pearl Harbor” (2000) o “GoneBabyGone”(2007), entre otros.

También tiene dos Oscar, pero no por sus interpretaciones, sino por sus trabajos fuera de la cámara. Ganó el de Mejor GuionOriginal por “GoodWillHunting” y Mejor Película, por “Argo” (2013), que él mismo dirigió.

En el terreno personal, los últimos años han sido una montaña rusa. En parte, por su adicción al alcohol. Una adicción que ha reconocido y en la que, según apuntan, diferentes medios estadounidenses, influyó su separación de la también actriz Jennifer Garner.

“Bebí relativamente de manera normal durante mucho tiempo. Lo que sucedió fue que comencé a beber más y más cuando mi matrimonio se desmoronaba. Esto fue en 2015 y 2016. Mi consumo de alcohol,  por supuesto, creó más problemas matrimoniales”, dijo Affleck al New York Times.

En 2018 tuvo otra recaída que le hizo buscar ayuda y entrar en un programa de rehabilitación que superó ese mismo año.

Un año antes, en 2017, había completado otro tratamiento. “La recaída es vergonzosa, obviamente. Desearía que no hubiese sucedido. Realmente desearía que mis hijos no vieran  internet. Jen y yo hicimos todo lo posible para abortarlo y ser honestos”, dijo el actor al periódico estadounidense.

Garner y Affleck se casaron en 2005, un año después de que él rompiese su compromiso con la también actriz y cantante, Jennifer López.

En 2015, la pareja decidió separarse y, finalmente, firmaron el divorcio en 2018. Durante el tiempo que duró su relación fueron considerados como una de las parejas más estables de Hollywood y tuvieron tres hijos juntos.

Affleck ha dicho en alguna ocasión que se arrepentía del divorcio de Garner. Según el medio estadounidense, se sentía culpable por ello, pero había dejado de avergonzarse. En 2017, comenzó una relación con la productora de televisión estadounidense  Lindsay Shookus que acabó en verano de 2018.

El actor, que tiene un tatuaje que ocupa toda su espalda de un ave fénix, una criatura mitológica capaz de renacer de sus cenizas, parece ahora feliz y sereno al lado de De Armas. Por Manuel Noriega. Reportaje: Agencia Efe. Imágenes: Clasos

Ana de Armas (31 años)
Ben Affleck (47 años)
Ben Affleck estrena romance con la famosa actriz de Hollywood Ana de Armas
La cubana Ana de Armasfue vista en Costa Rica con el estadounidense Ben Affleck
Los términos con su ex esposa Jennifer Garner han sido muy buenos

Comentarios

Comentarios