En el corazón de Nueva Zelanda uno puede adentrarse en los exuberantes pastos de “La Comarca”, región ficticia que forma parte de la mitología de la “Tierra Media”, creada por el escritor británico J. R. R. Tolkien, tal y como aparece en “El Señor de los Anillos” visitando el set de rodaje Hobbiton.

El mágico lugar en el corazón de la región de Waikato, en la Isla Norte en Nueva Zelanda, es de obligada visita para los amantes de las sagas cinematográficas de “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”, y de las novelas de Tolkien en que están basadas. 501 Buckland Road, Hinuera, Matamata 3472, New Zealand es la dirección del set de rodaje de Hobbiton (Hobbiton Movie Set). Este paraje de ondulantes colinas fue el elegido para filmar las películas dirigidas por el neozelandés  Peter Jackson, y que ha permanecido abierto como atracción para los fanáticos de la franquicia, trayendo a la realidad algunos de los más inolvidables y encantadores paisajes “tolkienianos”. Ambientadas en la “Tierra Media”, “El Señor de los Anillos”, sigue las aventuras del “hobbit” Frodo Bolsón y sus compañeros en la búsqueda para destruir el “anillo único” y asegurar la destrucción del señor Oscuro Sauron, según indica la Tolkienpedia. Pero la Comunidad rompe y Frodo continúa su misión junto con su leal compañero Sam y el traicionero Gollum, mientras el Mago Gandalf y Aragorn, heredero en el exilio al trono de Gondor, unen y reúnen a los pueblos libres de la Tierra Media en varias batallas que culminan en la Guerra del Anillo. La trilogía de “El Hobbit”, muestra el viaje de los protagonistas hacia Erebor para recuperar el reino, y relata los hechos que sucedieron de manera paralela al viaje, no descritos en el libro o mencionados brevemente, para ampliar la historia, ya que “El Hobbit” es un libro de pocas páginas. Quienes acuden a Hobbiton se ven inmersos en el mágico universo de estas historias épicas que forman parte del ‘legendario’ o mitología creada por J. R. R. Tolkien, una serie de textos que describen una historia y un continente ficticios, situados miles de años antes de la era moderna. Allí pueden experimentar la verdadera “Tierra Media”, y enamorarse de la granja de ovejas de la familia Alexander, tal como lo hizo Peter Jackson, mientras viaja a través de la inequívoca belleza de la región, con las poderosas montañas de la cordillera Kaimai Range, que se elevan en la distancia, informa Turismo de Nueva Zelanda. En Hobbiton, situado a tan solo dos horas de la ciudad de Auckland, al norte del país, también se puede observar  la puerta de entrada de una casa “hobbit”; bailar bajo el Árbol de la Fiesta -lugar de celebración de cumpleaños de los hobbits- o degustar e una jarra de cerveza en la posada Green Dragon Inn. “Para garantizar que todos los visitantes tengan una experiencia completa, la única forma de acceder al set de película Hobbiton es mediante un recorrido a pie o ‘tour’ totalmente guiado”, informa Hannah Selman, coordinadora de Ventas y Marketing de  Hobbiton Movie Set.Un guía acompaña al visitante por el set, mostrándole los detalles más intrincados, señalándole los lugares más famosos y explicándole cómo se consiguió la magia de la película. El visitante es guiado completamente por el conjunto de unas cinco hectáreas (12 acres), pasando por  los “hobbit holes”, agujeros en el suelo equipados como una casa, donde vivían los “hobbits”, y contemplar el molino de los hobbits. Para concluir el recorrido, el visitante llega a la posada Green Dragon Inn, el lugar de donde los hobbits se reunían para conversar sobre los eventos del día, donde les servirán gratuitamente una serie de bebidas especiales y exclusivas, las “hobbit southfarthing. Esta posada ha sido completamente reconstruida, tanto por dentro como por fuera, para dar al turista la oportunidad de disfrutar del pub en todo su esplendor!, informa Selman. Las bebidas: dos cervezas tradicionales, una sidra de manzana o una cerveza de jengibre sin alcohol, así como una deliciosa gama de platos tradicionales, pueden disfrutarse desde un cómodo sillón junto al fuego rugiente en la posada, o en el “beer garden! (Jardín de la Cerveza), con vistas al encantador pueblo de los hobbits. También se puede experimentar el sabor de “La Comarca” (The Shire) tomando un delicioso almuerzo  servido en el “party marquee”, un lugar espacioso y temático con su exterior de lienzo pintado, empavesado vibrante y linternas coloridas que provocan una inmersión total en la magia festiva de las películas. “Hobbiton es un set de películas vivo y al aire libre y, como tal, cambia con la temporada. Es difícil decir cuándo es el mejor momento para visitarlo, ya que luce muy diferente dependiendo de las estaciones, por lo que la elección de la temporada en la que le gustaría verlo depende de cada visitante”, señala  Hannah Selman. “Alrededor del 18% de nuestros visitantes, provienen de Europa y el 12 por ciento son de los Estados Unidos”, concluye. Reportaje: Efe/Imágenes: Hobbiton Movie Set

Por: Daniel Galilea

Detalle de la taberna
Entrada de una de las casas de los hobbits
Interior de la taberna del poblado hobbit
La noche cae en el poblado hobbit
La zona de Nueva Zelanda donde se rodaron los filmes es maravillosa
Laguna ante una casa hobbit
Opípara mesa preparada para degustar en el set de rodaje
Plano general del poblado de los hobbits
Sillón y chimenea para degustar los placeres culinarios de la taberna hobbit
Una casa hobbit
Una de las zonas del set de rodaje
Una vista de la zona del set de filmación neozelandés
Vegetación y color en el poblado de los hobbits
Visitantes desde dentro de una de las casas de los hobbits
Visitantes en el set

Comentarios

Comentarios