Siete días es la duración ideal de un viaje a Samaná, en la República Dominicana, para poder conocer y disfrutar los atractivos  que ofrecen esta península y su bahía, donde se sitúan algunas de las mejores playas del mundo y se reúnen miles de la ballenas jorobadas ofreciendo un espectáculo único.

Un gran espectáculo de la naturaleza se repite cada año en Samaná, en República Dominicana: miles de ballenas jorobadas, acuden desde mediados de enero hasta finales de marzo a las cálidas aguas de su bahía, para aparearse o tener a sus crías.

Estas voluminosas ballenas, también llamadas yubartas, viajan miles de kilómetros desde los mares de Islandia, Groenlandia y América del Norte hasta Samaná, donde se las puede observar saltando y desplomándose con sorprendente desenvoltura sobre las olas.

Así se comportan los machos para despertar el interés de las hembras, mientras emiten unos característicos sonidos. Entre 11 y 12 meses después de aparearse, las ballenas regresan a estas aguas para dar a luz a sus crías, que ofrecen la imagen más tierna nadando y jugando alrededor de sus progenitoras.

Avistar a estas maravillosas criaturas en su hábitat natural, en el Santuario de Mamíferos Marinos Banco de la Plata,  es solo uno de los atractivos turísticos de Samaná, según la Oficina de Turismo de República Dominicana, OTRD, (www.godominicanrepublic.com/es).

Esta península, del noreste de República Dominicana, es uno de los destinos en auge para el turismo sostenible del país caribeño, con un enorme atractivo para los viajeros que buscan disfrutar de idílicas playas y los aficionados al ecoturismo que buscan aventura y desean experimentar el contacto con una naturaleza en estado puro, apunta.

“Para disfrutar de todo lo que Samaná tiene que ofrecer al viajero, recomendamos una estancia de una semana”, señala a EFE, Karyna Font-Bernard, directora de la OTRD en España y Portugal.

“Es un plazo ideal para planificar con tranquilidad las excursiones y disponer de tiempo para relajarse frente al mar, recorriendo sus playas más famosas, que se encuentran a menudo entre las mejores del mundo, según el criterio de la comunidad viajera”, destaca Font-Bernard.

“Si queremos contemplar el espectáculo de las ballenas jorobadas, debemos viajar entre mediados de enero y finales de marzo. Es temporada alta en República Dominicana y se recibe muchísimo turismo en estas fechas”, señala.

Para disfrutar los otros atractivos de Samaná  “cualquier época del año es buena, ya que contamos con un clima fantástico, gracias al cual todas las actividades y deportes al aire libre resultan muy gratificantes sea el mes que sea”, señala a EFE Font-Bernard, quien indica algunos destinos destacados.

PARQUE NACIONAL LOS HAITISES.

Ubicado a lo largo de la bahía, con 600.82 km2 y diversas áreas protegidas, en este parque cuenta con manglares, estuarios y calas, además de más de un centenar de especies de aves y más de 90 clases de plantas.

Entre sus lugares de gran belleza natural se encuentran la ensenada de Caño Hondo, los bosques de manglares de Caño Hondo y San Lorenzo, la ensenada hacia el Bosque Húmedo, las Cuevas de La Arena, de Willi, La Línea y San Gabriel.

En este parque el viajero descubre los vestigios de la cultura taína precolombina, pudiendo visitar las cavernas repletas de pictografías y petroglifos de los ancestros del pueblo dominicano.

SANTA BÁRBARA DE SAMANÁ.

El edificio más antiguo y emblemático de la capital de la provincia de Samaná, Santa Bárbara, a 245 kilómetros de Santo Domingo, es La Churcha, iglesia de madera del siglo XVIII.

La construyeron afroamericanos liberados, que emigraron a Samaná después de que el Gobierno haitiano les ofreciera tierras de cultivo gratuitas durante la ocupación haitiana de la isla ‘La Hispaniola’, según informan desde OTRD.

Según la misma fuente, también es de obligada visita la Avenida de la Marina, su bonito paseo marítimo y disfrutar de la panorámica de barcos atracados.

MUSEO DE LOS BARCOS HUNDIDOS.

Este museo inaugurado en 2010 alberga una colección de artefactos recuperados de antiguos naufragios.

“Además cuenta con un moderno laboratorio de preservación y una bonita tienda de regalos que encanta  a los cruceristas que anclan en el muelle de Samaná”, indican desde OTRD.

CAYO LEVANTADO.

“Es una isla rodeada de bellas palmeras y uno de los enclaves preferidos para viajes en pareja, al ofrecer exclusividad, relax y una experiencia gastronómica deliciosa”, afirma Karyna Font-Bernard

Tiene no más de 15 kilómetros cuadrados y es “perfecta para disfrutar del sol, de sus maravillosas playas o divertirse haciendo buceo o esnórquel en los corales”, añade.

LAS TERRENAS.

El antiguo Pueblo de los Pescadores en Las Terrenas es un lugar con mucho  encanto, con un bello bulevar repleto de bares y restaurantes, la mayoría especializados en pescados y mariscos frescos, siendo un lugar muy conveniente  para disfrutar de un delicioso almuerzo al aire libre.

Su autenticidad es patente en las pintorescas casas construidas en madera y zinc que levantaron los primeros habitantes.

EL SALTO DEL LIMÓN.

Hay muchas excursiones organizadas para acceder a este espectacular salto de agua de 50 metros de altura, que se sitúa en el bosque tropical de la península de Samaná y forma una hermosa piscina natural, siendo una excursión perfecta para los amantes de la naturaleza y aficionados al senderismo.

LA BELLEZA DE SUS PLAYAS.

Al este de Las Terrenas se encuentra Playa Portillo, popular playa de arena dorada, que invita a un largo paseo por sus tranquilas y poco profundas aguas,.

Playa Bonita es todo un espectáculo de la naturaleza, con sus aguas cristalinas y apacibles, bordeadas de cocotales que se sumergen en el mar.

Playa Cosón, al oeste de Las Terrenas, es ideal para caminar observando la naturaleza y sus aguas de diverso colorido, así como las desembocaduras de ríos.

El Limón, de unos cinco kilómetros de extensión,  es una playa que ofrece una impresionante vista de Cayo El Limón.

Playa Morón conquista a los visitantes con su contraste entre la arena dorada y el exuberante verdor en su entorno, agregando una nota pintoresca con los antiguos cañones de barcos piratas con los que es posible toparse en la zona. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Ricardo Segura.

Ballena jorobada en las aguas de Samaná
Imagen de Cayo Levantado
Imagen de Las Terrenas
Imagen de una iglesia en La Churcha
Imagen del salto El Limón
Impresionante playa en Cayo Levantado
Impresionante salto de una ballena jorobada en las aguas de Samaná
Karyna Font-Bernard
La zona de Samaná es un auténtico paraíso para practicar el buceo
Los Haitises, Cayo Cacata
Para disfrutar de todo lo que Samaná tiene que ofrecer al viajero, planificar las excursiones y relajarse
Parque Nacional Los Haitises
Pueblo en la Bahía Príncipe, en la península de Samaná
Una imagen de la playa Rincón

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

 

Comentarios

Comentarios