Un estadio de futbol de Austria se ha convertido en una instalación artística donde se muestran cientos de árboles, para concienciar a la población sobre la crisis global de deforestación que vivimos.

Cada año que pasa nuestro planeta pierde superficie verde, conformada por bosques y selvas, debido a la presión humana, sobre todo en áreas adyacentes a centros urbanos, carreteras y ríos, e incluso en algunas remotas, especialmente donde existen árboles de madera de alta calidad o vetas de minerales preciosos. En promedio, se perdió en el mundo cada año entre 2014 y 2018, una superficie de cobertura arbórea del tamaño del Reino Unido, según un informe de la plataforma  New York Declaration on Forests (NYDF) coordinado por la organización Climate Focus. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) los impactos de esta deforestación son la pérdida de la biodiversidad, la degradación del hábitat, haciéndolo más vulnerable a las sequías e incendios, las alteraciones del clima global y de la dinámica atmosférica, la pérdida del ciclo del agua y el aumento de la pobreza y las migraciones humanas. Para concienciar a la población sobre este problema y centrar la atención pública en una de sus soluciones, la de plantar más árboles para compensar la pérdida de aquellos talados o quemados, el mediador de arte contemporáneo Klaus Littmann establecido en Suiza, ha puesto en marcha en Austria la instalación artística “For Forest”. Este curador ha reunido arte, naturaleza y arquitectura en una monumental intervención artística que ha transformado temporalmente el estadio de futbol Wörthersee. Situado en Klagenfurt y con capacidad para 30,000 espectadores, el rectángulo de juego en el que habitualmente juega el equipo del SK Austria Klagenfurt de la segunda división austriaca se ha transformado en un bosque con 300 árboles, algunos de hasta seis toneladas, cuidadosamente trasplantados.

ALERTA AMBIENTAL

Esta iniciativa, considerada la instalación de arte público más grande del país centroeuropeo hasta la fecha, se ha inspirado y dado vida al dibujo “The Unending Attraction of Nature”, del artista y arquitecto austríaco Max Peintner (1937), que Littmann descubrió hace tres décadas, informa “For Forest”. Ese dibujo a lápiz (1970/71) muestra un conjunto de árboles dentro de un estadio deportivo siendo observados por el público y se ha convertido en un icono de la defensa medioambiental. En él se imagina un poco esperanzador futuro en el que los bosques sólo existirían como objetos de exposición, como resultado de la devastación humana del entorno natural. “Esta instalación pretende desafiar nuestra percepción de la naturaleza y cuestionar su futuro, amenazado por el cambio climático y la deforestación. También recuerda que algún día quizá solo podamos encontrarla en espacios especialmente designados, como sucede con los animales en los zoológicos”, según Littmann.

PAISAJE CAMBIANTE,  EXPERIENCIA CAUTIVADORA

El bosque trasplantado bajo la supervisión del diseñador y experto en arquitectura paisajística Enzo Enea, se compone de una amplia gama de especies como el aliso, el abedul plateado, el álamo temblón, el sauce blanco, el carpe, el arce de campo y el roble común, que cobran vida propia, al cambiar de color con la llegada del otoño y atraer a la fauna silvestre, según apunta. “Este panorama arbóreo único y cautivador puede observarse de día y de noche, bajo la luz natural o de los reflectores, ofreciendo  un paisaje cambiante y una experiencia dramática a los visitantes, desencadenando en ellos en una multiplicidad de respuestas y emociones y allanando el camino para una nueva perspectiva y comprensión de los bosques”, aventura Littmann. “Las reacciones y comentarios de los visitantes son muy positivos y mucha gente de Klagenfurt que inicialmente se mostraba escéptica se sorprende por la instalación y el impacto global que está teniendo y a veces paran a Klaus en las calles para felicitarle y agradecerle esta iniciativa”, señala Ginevra Fiorentini, consultora de comunicación de “For Forest”. Cuando concluya esta intervención de arte gratuita, que se desarrolla hasta finales de octubre y en paralelo con una serie de eventos, películas y exposiciones de contenido medioambiental en Klagenfurt, el bosque se replantará en un sitio público cerca del estadio, donde  permanecerá como una “escultura forestal” viviente, informan desde “For Forest”. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Ricardo Segura

Composición fotográfica que nos muestra el bosque dentro del estadio
Dibujo a lápiz de Max Peintner, La atracción interminable de la naturaleza
El mediador de arte contemporáneo Klaus Littmann
Interior del estadio Wörthersee, con capacidad para 30,000 espectadores
Klaus Littmann
La instalación a pie de butaca del estadio
La instalación en el estadio Wörthersee
La instalación For Forest, ubicada en el estadio de futbol de Wörthersee en Klagenfurt
La instalación ‘For Forest’
Los árboles en el estadio de futbol
Otra imagen de la instalación
Otra imagen de la instalación
Vista aérea de la instalación ‘For Forest’
Compartir esto:

Comentarios

Comentarios