Además de la archipopular Belén y la siempre santa Jerusalén, que tantas visitas reciben en las semanas de Navidad, en este pequeño y multifacético país existen otros lugares fascinantes pero mucho menos conocidos. Este puede ser un momento ideal para descubrirlos…

La ‘tres veces santa’ Jerusalén, las ciudades sagradas de Belén y Nazaret, El Muro de las Lamentaciones, el Monte de los Olivos, el Museo de Israel, los balnearios del Mar Muerto, los fondos del Mar Rojo, el centro turístico de Eilat, el Desierto del Néguev, las playas de Tel Aviv, el lago Tiberíades, las cascadas de Galilea, los yacimientos arqueológicos de Massada, la bíblica Jericó…  .

Sin duda son algunos de los atractivos más populares de Israel, visitados  cada año por decenas de miles de turistas de todas las partes del mundo, pero este pequeño país, con una rica cultura milenaria  e infinidad de rincones con encanto, ofrece al viajero otros destinos poco conocidos para la mayoría.

RESERVA DE IRIS EN NETANYA: UN ESPECTÁCULO.

A 32 kilómetros al norte de Tel Aviv se encuentra Netanya, una ciudad costera que atesora un enclave de naturaleza privilegiado: la “Iris Reserve”, uno de los únicos dos espacios de Israel que preservan la flor autóctona Iris atropurpurea, informa a Efe Dolores Pérez Frías, directora de la Oficina Nacional Israelí de Turismo, ONIT (www.goisrael.es y www.facebook.com/VisitaIsrael).

Esta especie se caracteriza por tener unos pétalos que oscilan entre varias tonalidades de morado y granate.

La planta florece durante el primer trimestre del año, convirtiéndose en todo un colorido espectáculo para la vista, que realza el potencial turístico de esta ciudad.

SAFED: LA CUARTA CIUDAD SANTA.

El municipio de Safed es, junto a Jerusalén, Nazaret y Tiberias una ciudad santa de Israel. Conocida como Tzfat en lengua hebrea, destaca por su historia religiosa: fue allí donde la escuela de pensamiento de judaísmo jasídico alcanzó una ‘popularidad’ significativa, según Pérez Frías.

Safed tiene aspecto pintoresco y está llena de rincones para guardar en la retina. Allí los turistas pueden descubrir más de una decena de lugares históricos, como el cementerio de la ciudad, las “Grandes Escaleras” o la plaza de los Defensores.

Además, en una curiosa fusión entre la historia y la modernidad,

Safed  también ofrece al visitante la opción de descubrirla haciendo ‘shopping’ y cuenta con el distintivo de ser la ciudad más alta de Israel sobre el nivel del mar.

DAROM ADOM: VER FLORECER EL DESIERTO.

La árida región del Néguev, que ocupa el 60 por ciento del territorio de Israel, es uno de los grandes atractivos del país gracias al turismo activo pero, además, cuenta con otras sorpresas para los turistas y los nativos, como el festival Darom Adom, (https://daromadom.habsor.co.il) .

Cada año en el norte del desierto, que es la demarcación verde de la zona, tiene lugar el florecimiento de la anémona; una flor de pétalos rojos que llena el Néguev de color y naturaleza, señala la directora de la ONIT.

Este acontecimiento tan especial y lleno de magia, ha merecido la organización de un festival anual que explota el turismo rural en Israel  y durante el cual se pueden encontrar mercados de agricultores, participar en carreras en bicicleta o disfrutar de representaciones artísticas.

TEL MEGIDO: JOYA ARQUEOLÓGICA DE JERZEEL.

En la Baja Galilea, concretamente en el Valle Jerzeel, se encuentra el Parque Nacional de Tel Meggido, declarado Patrimonio de la Humanidad.

“Esta zona, situada  a 20 kilómetros de Nazaret, es una joya para los turistas religiosos y los amantes de la historia y la arqueología”, informa Pérez Frías a Efe.

Con una historia milenaria, el parque presenta 26 capas de asentamientos, de las cuales  se han identificado las cuatro primeras, y se han registrado hallazgos arqueológicos como una fortaleza egipcia, restos de la Puerta de Salomón (siglo X a.C.), un tesoro de Canaán y un sistema hidráulico de la Edad de Hierro.

Los turistas pueden visitar también el museo que, con una película informativa, descubre algunos secretos más de esta zona importante pero todavía en proceso de descubrimiento.

BAÑOS HAMAM AL- BASHA: PASEO POR LA HISTORIA .

Cercana a la bahía de Haifa, la ciudad de Acre (Akko en hebreo) guarda una construcción de tres siglos de historia: los baños turcos Hamam al- Basha, que para la directora de la ONIT, “son una visita imprescindible en esta pequeña urbe del norte”.

“La edificación es uno de los símbolos de la transformación de Acre, que pasó de ser una ciudad ‘marinera’ a ser una ciudad abierta al comercio”, apunta.

La visita recorre las tres partes: el patio de los baños, que era la zona que se usaba como vestuario, las salas intermedias, donde principalmente se realizaban los tratamientos cosméticos, masajes, celebraciones y las preparaciones para partos, y la sala caliente, en el epicentro del edificio, que incorporaba el baño de agua caliente, la sala de vapor y la sauna.

ROSH HANIKRA: ENTRE MONTAÑAS Y AGUA SALADA.

En la zona de la costa de Galilea está Rosh Hanikra, una zona de acantilados blancos, con una playa que se fusiona con la montaña y con unas grutas y formaciones geológicas espectaculares.

De hecho, las cuevas formadas por la acción del mar sobre la roca caliza, es uno de los más de 60 Parques Nacionales de Israel.

“De gran belleza, puede ser descubierto en teleférico, a pie o en bicicleta, y también cuenta con una sala audiovisual que se adentra en su pasado y en la flora y la fauna que habitan en el lugar”, informa Pérez Frías. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Ricardo Segura.

Baños turcos de Hamam al- Basha
Darom Adom con la floración de la anémona
Megiddo, o Tel Megiddo, es el sitio de una antigua ciudad en el valle de Jezreel, en el norte de Israel
Rosh Hanikra en la costa de Galilea
Safed es una ciudad en el Distrito Norte de Israel

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: 
https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: 
https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: 
https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: 
https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios