Tamaño de texto-+=
Compartir:
ESPLENDOR DEL MUNDO MAYA EN EL EQUINOCCIO DE OTOÑO

abcs conocido en todo el mundo que los Mayas eran grandes astrónomos, la forma en que observaban de manera constante los astros los llevó  a elaborar calendarios de  gran precisión e hicieron del movimiento de los astros parte esencial de sus vidas; ya que estos influían en la toma de decisiones diarias; ya que el pueblo Maya confiaba en los sabios que interpretaban a los astros para sus actividades como la pesca, sembrar y cosechar.

Se sabe también que ellos, eran grandes arquitectos y que en muchas ocasiones sus grandes construcciones  se diseñaron  en torno a aquellos detalles que apreciaban en el firmamento, dejando en su legado extraordinarias edificaciones que siguen asombrando al mundo.

Yucatán, es hogar de gran parte de la herencia tangible e intangible de la cultura Maya, resguardando en su territorio sitios como Dzibilchaltún, considerado como una de las ciudades mayas más antiguas, cuyo nombre significa “el lugar donde hay escritura en las piedras planas” y la emblemática Chichén Itzá, zona arqueológica en la que se encuentra el  templo de  Kukulkán; una de las Siete Maravillas Modernas del Mundo.

ESPLENDOR DEL MUNDO MAYA EN EL EQUINOCCIO DE OTOÑO

Ambas zonas arqueológicas han sido sede de miles de visitantes que se acercan a las tierras del mayab para revitalizar su energía y adentrarse al mundo espiritual de los Mayas, y es justo durante los fenómenos astrológicos del equinoccio, que originalmente establecían las fechas de siembra y cosecha, es que las personas aprovechan para visitar ambos lugares, para apreciar uno de los espectáculos arqueoastronómicos más impresionantes en el mundo y que será posible apreciarlas desde este 21 y hasta el 23 de septiembre.

Desde la ciudad de Mérida, tomando la Carretera Federal hacia Puerto Progreso y en la desviación a los pueblos de Chablekal y Conkal, se localiza Dzibilchaltún, ahí es posible encontrar un parque eco-arqueológico y el Museo del Pueblo Maya, que alberga vestigios mayas y españoles, que abarca desde objetos de barro hasta pinturas, armaduras y armas españolas, así como estelas mayas, piedras y dinteles tallados en excelentes condiciones.

ESPLENDOR DEL MUNDO MAYA EN EL EQUINOCCIO DE OTOÑO

De igual manera, también cuenta con una capilla franciscana del siglo XVI, que se encuentra justo al centro de la ciudad maya, en este lugar, durante el equinoccio la puerta del Templo de las Siete Muñecas se ilumina con el resplandor del Sol que aparece en el horizonte al amanecer y, en un momento dado, nuestra gran estrella queda al centro de la puerta, creando un espectáculo de luz y sombra en la fachada poniente.

A menos de dos horas de distancia de este hermoso lugar y a tan solo 25 minutos del Pueblo Mágico de  Valladolid se encuentra Chichén Itzá la ciudad milenaria cuyo nombre significa la “boca del pozo de los Itzaes” y que fue en su época de esplendor, la ciudad más poderosa de la península de Yucatán y justo ahí, después del medio día, en las escalinatas del “Castillo” dos veces al año podemos apreciar el descenso de Kukulkán, el Dios creador de la cultura Maya.

ESPLENDOR DEL MUNDO MAYA EN EL EQUINOCCIO DE OTOÑO

A lo largo de sus 365 escalones, con la ayuda de la posición solar y el juego de luces y sombras se da el efecto de una escalinata triangular que va descendiendo hasta la cabeza de la serpiente que posa en la base de la pirámide, retratando así, la llegada de Kukulkán a la tierra.

Este espectáculo al igual que el de Dzibilchaltún es una muestra dramática de la astronomía maya, su arquitectura y su dominio de la geometría que le regaló al mundo una de las experiencias más impresionantes que existen y que en Yucatán, es el único lugar donde se puede vivir en dos momentos diferentes en un mismo día.

ESPLENDOR DEL MUNDO MAYA EN EL EQUINOCCIO DE OTOÑO

Yucatán tiene un legado histórico como pocos territorios en el mundo, cuenta con majestuosos centros ceremoniales, ciudades capitales, bellos edificios de piedra labrada y arquitectura perfecta que permiten adentrarse al mundo de una civilización que alguna vez dominó la zona del sureste mexicano y otros países de Centroamérica.

La entidad cuenta con 18 zonas arqueológicas abiertas al público; además de una amplia oferta cultural, gastronómica  y turística de la cual puedes disfrutar durante tu próxima visita. Consulta la página yucatan.travel y con ayuda de su planificador de viajes organiza una escapada única a las tierras del Mayab, déjate seducir por su belleza y ponle sabor a tu viaje con los 365 Sabores de Yucatán.

Compartir:

Comentarios

Comentarios