Durante toda su historia el hombre y el vino han estado unidos. Tanto en su elaboración como en su consumo. Desde los egipcios hasta hoy, pasando por las grandes civilizaciones  como la griega o la romana. Esto lo saben bien dos hermanos de La Rioja (España) que decidieron abrir el Museo de la Cultura del Vino, reconocido como uno de los mejores del mundo por la Organización Mundial del Turismo vinculada a la ONU.

Cuando se habla de vino en España, son varias las regiones las que resuenan con fuerza: la Ribera del Duero, entre las provincias de Valladolid y Burgos; las Rías Baixas de Galicia, o La Rioja, que fue la primera Denominación de Origen de España y que se divide en tres zona: Rioja Alta, Rioja Oriental y Rioja Alavesa.  En la primera de ellas se encuentra uno de los mejores museos de cultura del vino del mundo, perteneciente a la Bodega Vivanco, que transmite todo ese conocimiento y comparte la experimentación sobre los distintos cultivos y la elaboración de esta bebida que ellos mismos, definen como “milenaria”.

DE MESOPOTAMIA A JOAQUÍN SOROLLA

El museo cuenta con cinco salas de exposiciones permanentes y una temporal que tienen el “objetivo de educar,  divulgar e interactuar con el vino como elemento civilizador”, según afirma la fundación encargada de su gestión. Asimismo, ponen en valor la relación que ha tenido el hombre y el vino durante sus 8,000 años de historia. El director del museo, Eduardo Díez, explica que lo que buscan es “difundir todo ese legado cultural y artístico que tiene esta bebida”. Asimismo, indica que el museo “cuenta con grandes obras originales que provienen, desde la antigua Mesopotamia, pasando por Egipto, Grecia o Roma, hasta obras de Picasso, Sorolla o Andy Warhol. La uva tempranillo es su especialidad, pero aquí también podemos encontrar variedades como la graciano, garnacha o viura, entre otras. Todo se completa con un jardín exterior en el que se pueden apreciar 220 tipologías de uvas procedentes de todo el mundo.

UNA EMPRESA FAMILIAR

Esta bodega la regentan los hermanos Vivanco: Santiago y Rafael. El primero estudió Derecho y fue el encargado de poner en marcha la Fundación Vivanco para facilitar la creación del Museo de Cultura del vino y poder mostrar así la cultura universal de los caldos. El segundo, es el enólogo de la bodega. Se formó como ingeniero agrónomo, después estuvo varios años en la localidad francesa de Burdeos y en la facultad de Enología. Entre ambos continúan con la tradición de su familia y, sobre todo, de su padre, de mantener los viñedos. No obstante, estos jóvenes emprendedores han dado un paso más allá con la creación de este museo que divulga la cultura del vino. “Ha pasado del 10% de visitantes internacionales en sus primeros años al 30% actual y se mantiene en un constante crecimiento”, según informa Díez. “Entre estos visitantes, que cuentan con un abanico de gasto mayor que los nacionales, el primero de los sentimientos que se despierta es la sorpresa, pues les sorprende que en un lugar no muy conocido puedan recogerse tantas obras artísticas de todo tipo y tanta información sobre este producto”, explica el director.

VIÑEDOS ATACADOS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Según Díez el secreto de un buen vino es simplemente la uva y, para lograr que sólo las mejores lleguen a las barricas y formen parte del vino que se va a consumir, pasan por una doble selección: primero de racimos y, después, de granos. En la vendimia se recogen en cajas de 10 kilogramos como máximo para asegurar la integridad del fruto. Por otro lado, la gran diversidad climática y paisajística de la provincia de La Rioja también influye mucho en este cultivo y maduración de las vides. Su orografía de valle, cubierta por dos sierras y atravesada por el Río Ebro, hace que esta región contenga distintos suelos que permiten el cultivo de diferentes variedades de uva, sin duda, un gran lugar para visitar. No obstante, eso no la libra de ser atacada por el actual cambio climático que también está afectado a los cultivos y a las zonas de creación del vino, como bien explica el director: “Esto va a hacer que los viñedos cambien de latitudes y de altitudes, puesto que la uva necesita de todas las estaciones, tanto el frío del invierno como el calor del verano”. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Ana Fernández Alonso

Cuenta con más de 200 tipos de uva, procedentes de muchas partes del mundo
El museo cuenta con grandes obras originales de diversas naciones y artistas
El museo cuenta también con salas de exposiciones de arte
En los últimos diez años, el Museo ha pasado de un 10% de visitantes internacionales al 30%
Este espacio está en la región de Rioja Alta, en Briones
Las Bodegas Vivanco es una de las mejores 50 bodegas del mundo
lo que se busca es ‘difundir todo ese legado cultural y artístico que tiene el vino’

Comentarios

Comentarios