Compartir:

El agua es uno de los recursos naturales clave para la futura colonización de Marte por parte de los seres humanos y ahora un equipo de científicos en EEUU acaba de descubrirla congelada, enterrada y en abundancia en el Polo Norte del Planeta Rojo.

+++Investigadores de las universidades de Texas en Austin (UT) y de Arizona (UA) han descubierto enterrados a 1,6 kilómetros debajo del Polo Norte de Marte, los restos de las antiguas capas de hielo que podrían ser uno de los depósitos de agua más grandes del planeta.

+++Si se derritieran estas capas de hielo polar recién descubierto y atrapado entre capas de arena, como si fueran las capas de una tarta, cubrirían todo el planeta con 1,5 metros de agua, según Stefano Nerozzi (UT) y Jack Holt (UA) coautores del hallazgo.

+++“Esta nueva comprensión de los mecanismos geológicos responsables de preservar el hielo permitirá examinar nuevas fuentes potenciales de agua para uso humano. Este proceso podría haber ocurrido en otras partes del planeta, incluidos los futuros sitios de amartizaje”, señala a Efe el geólogo Nerozzi.

Tras el reciente descubrimiento de una enorme masa acuática bajo su superficie polar, Marte podría ser considerado como  un planeta un poco menos rojo y un poco más azul, el color que predominan en la Tierra al ser observada desde el espacio.

Para las universidades estadounidenses de Texas en Austin (UT) y de Arizona (UA), cuyos científicos presentaron este hallazgo en mayo de 2019 y ahora siguen profundizándo en sus estudios, “el descubrimiento masivo de hielo marciano abre una ventana a la historia del Planeta Rojo”.

Para el autor principal de este estudio, el geólogo Stefano Nerozzi, de la UT, este hallazgo también contribuirá ”a examinar nuevas fuentes potenciales de agua para uso humano en Marte, un recurso natural clave de cara a la futura posibilidad de que los seres humanos puedan establecer colonias en este planeta y llegar a habitarlo de manera permanente”.

Según los científicos de la UT y la UA, los restos de hielo enterrados a una milla (1,6 kilómetros) debajo del Polo Norte de Marte son los restos de las antiguas capas de hielo polar y podrían ser uno de los depósitos de agua más grandes del planeta.

El equipo realizó el descubrimiento utilizando mediciones recopiladas por el Shallow Radar (SHARAD) de la nave espacial MarsReconnaissanceOrbiter (MRO) de la NASA, que emite ondas de radar que pueden penetrar hasta una milla y media (2,4 kilómetros) debajo de la superficie marciana.

Los hallazgos, publicados en GeophysicalResearchLetters, son importantes porque las capas de hielo son un registro del clima pasado en Marte, del mismo modo que los anillos de los árboles son un registro del clima pasado en la Tierra, según sus autores.

“Estudiar la geometría y la composición de estas capas podría decir a los científicos si las condiciones climáticas eran favorables para la vida”, dijeron los investigadores, que encontraron capas de arena y hielo que contenían hasta un 90 por ciento de agua en algunos lugares.

Añaden que “si se derritiera, el hielo polar recién descubierto sería equivalente a una capa global de agua alrededor de Marte de al menos 5 pies (1,5) metros de profundidad”.

“No esperábamos encontrar tanto hielo aquí. Eso lo convierte, probablemente, en el tercer depósito de agua más grande en Marte después de los casquetes polares”, señala  Nerozzi, asistente de investigación graduado en el Instituto de Geofísica de la UT, que está completando su doctorado en Geociencias.

DESVELANDO LAS GLACIACIONES MARCIANAS

Los autores piensan que las capas de hielo se formaron cuando el agua congelada se acumuló en los Polos durante las pasadas glaciaciones en Marte.

“Después, cada vez que el planeta volvió a calentarse, un remanente de esas capas se cubrió de arena, lo que protegió el hielo de la radiación solar y evitó que se disipara a la atmósfera”, precisan.

Los científicos saben desde hace tiempo que los eventos glaciales en Marte son impulsados ​​por variaciones en la órbita y la inclinación del planeta.

Durante períodos de aproximadamente 50.000 años, Marte se inclina hacia el Sol antes de regresar gradualmente a una posición vertical, como un trompo tambaleante.

Cuando el planeta gira en posición vertical, el Ecuador mira hacia el Sol, permitiendo que crezcan los casquetes polares y, a medida que se inclina, las capas de hielo se retiran.

Hasta ahora, los científicos pensaban que las antiguas capas de hielo se habían perdido, pero el trabajo de la UT y la UA   muestra que partes importantes de dichas capas han sobrevivido bajo la superficie del planeta, atrapadas en estratos alternos y superpuestos de hielo y arena, como las capas en un pastel.

El coautor Jack Holt, profesor en el Laboratorio Lunar y Planetario de la UA, dijo que el estudio proporciona información nueva e importante sobre el intercambio hielo y agua entre los polos y las latitudes medias, donde su grupo de investigación confirmó previamente la presencia de glaciares generalizados, que también utilizan el instrumento SHARAD.

“Sorprendentemente, el volumen total de agua encerrada en estos depósitos polares enterrados es, aproximadamente, el mismo que todo el hielo de agua que se sabe que existe en los glaciares y las capas de hielo enterradas en latitudes más bajas en Marte, y tienen aproximadamente la misma edad”, señala Holt.

¿MARTE FUE HABITABLE Y PODRÍA VOLVER A SERLO?

Nerozzi señala que estudiar este registro de glaciaciones polares pasadas podría ayudar a determinar si Marte fue habitable.

“Efectivamente, porque este planeta puede tener todas las condiciones adecuadas para la vida, pero si la mayor parte del agua está encerrada en los polos, entonces se hace difícil que tenga cantidades suficientes de agua líquida cerca de su ecuador”, según el asistente Nerozzi.

El estudio del hielo congelado en el polo norte marciano también podría ayudar a saber si el Planeta Rojo podría ser habitable en el futuro, ya que según explica Nerozzi a Efe “esta nueva comprensión de los mecanismos geológicos que son responsables de preservar el hielo se utilizará para examinar nuevas fuentes potenciales de agua para uso humano”.

Consultado sobre qué impacto podría tener el descubrimiento de grandes cantidades de hielo de agua en Marte en la futura colonización humana de este planeta, este investigador adelanta que “es poco probable que los humanos aterricen cerca de los polos, porque hace mucho frío y las condiciones ambientales son muy duras”.

“Sin embargo, el proceso fundamental por el cual las capas de hielo están protegidas por capas de arena, que descubrimos, podría haber ocurrido en otras partes del planeta, incluidos los futuros sitios de aterrizaje humano”, señala Nerozzi.

Este investigador de la UT confirma a Efe que su equipo ha efectuado nuevos descubrimientos desde los hallazgos publicados en mayo de 2019, y que, por ejemplo, han descubierto “algo nuevo sobre la arquitectura de las capas de arena y hielo”, pero que estos resultados son inéditos y no puede revelarlos.

“Todo lo que puedo decir es que hemos encontrado más evidencia de estas capas de hielo, que están muy extendidas bajo el Polo Norte de Marte. También tenemos nueva información sobre su estructura tridimensional, que es muy importante para allanar el camino para futuros estudios de estos depósitos”, concluye.Por Ricardo Segura. Reportaje/Imágenes Agencia Efe

Imagen compuesta que muestra capas alternas de hielo y arena en un área de la superficie de Marte
Imagen de la Agencia Europea Espacial tomada desde la sonda Expreso de la Agencia
La nave Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) usando su radar SHARAD
Museo de la Ciencia de Valladolid (España) donde se ven dos grandes maquetas a escala de la Tierra y Marte
Una vista de Marte que muestra el casquete polar del norte del planeta
Vista exagerada del casquete polar norte de Marte, centrada en el cañón ‘Chasma Boreale’
Compartir:

Comentarios

Comentarios