La gran marca del keniano Eliud Kipchoge, rebajando en 1 minuto y 18 segundos el récord mundial de maratón en Berlín, ha dado la vuelta al mundo y ha desempolvado las viejas plusmarcas del atletismo… algunas del siglo pasado.

El atletismo está cerca de ver cómo se rebaja la marca de las dos horas en maratón, un extraordinario reto para el ser humano, a sólo 99 segundos de alcanzarlo, algo que el mundo del deporte se plantea como cercano y no como un sueño.

Para este desafío todas las miradas se fijan en Eliud Kipchoge, el dominador de la prueba de los 42.192 metros, el hombre que paró el cronómetro en 2 horas, 1 minuto y 39 segundos en el último maratón de Berlín, 1 minuto y 18 segundo menos que lo hiciera su compatriota Dennis Kimetto en 2014.

“Estaba seguro de que sería capaz de establecer un nuevo récord después de los 30 kilómetros”, explicaba Kipchoge en entrevista a la marca deportiva que le viste tras alcanzar la meta de Berlín.

Kipchoge, de 33 años, lleva el maratón en su sangre y muestra de ello es que ha ganado 10 de 11 maratones. Tras su estratosférica marca, todos piden a este menudo keniano de 1,67 metros de estatura bajar de las dos horas, algo que tiene en mente y sabe cómo afrontarlo. “Superar esa barrera no es ninguna ciencia; simplemente tienes que creer en ello, necesitas un gran equipo que crea en ello y en ti, necesitas las zapatillas perfectas y necesitas ser más fuerte que cualquier otro atleta. Entonces todo es posible”.

Cuestionado de si puede correr mejor que en Berlín, Kipchoge argumenta que “ningún ser humano tiene límites. Todo es posible, y los récords están para batirlos”.

Kipchoge, que reconoce que “el maratón es vida… disfruto corriendo”, ha tardado cuatro años en batir el récord de la carrera de los cuarenta y dos kilómetros, una gesta que ha dado la vuelta al mundo y ha desempolvado las viejas plusmarcas del atletismo que siguen sin batirse décadas después.

Algunas de  estos registros mundiales del atletismo actual son del siglo pasado. El más longevo lleva el nombre de la checa Jarmila Kratochvilova, establecido el 26 de julio de 1983, en los 800 metros femeninos con un tiempo de 1 minuto, 53 segundos y 28 centésimas. Han pasado 35 años, aunque la sudafricana Caster Semenya ha estado muy cerca de batirlo: en junio de este año se acercó en París a menos de un segundo de la checa (1:54.25).

Dos años después de la marca de Kratochvilova, el 6 de octubre de 1985, la alemana Marita Koch paró el cronómetro de los 400 metros en 47,60 segundos, en una prueba disputada en Camberra (Australia), récord todavía vigente y al que nadie se ha aproximado. La bahamesa Shaunae Miller-Uibo ha sido la que más cerca ha estado, con 48,97 segundos que consiguió el pasado julio en Mónaco.

Otro nombre para la historia del atletismo es la de la búlgara Stefka Kostadinova, que saltaba 2,09 metros de altura en Roma el 30 de agosto de 1987. Desde entonces, muchas atletas han intentado superar esa altura, aunque la que más se ha acercado es la rusa Mariya Lasitseken, quien el pasado 30 de junio saltó 2,04 metros en París.

El nombre de la velocista estadounidense Florence Griffith figura en lo más alto de las plusmarcas de 100 (10,49 segundos) y 200 metros lisos (21,34 segundos), que perduran desde 1988, aunque estos registros han estado cuestionados tras su fallecimiento en 1998.

La marfileña Marie-Josée Ta Lou, con 10,85 alcanzado el pasado mayo en Doha,  y la británica Dina Asher-Smith, que corrió 21,89 en Berlín el último agosto, son las atletas que más cerca han estado de los registros de Griffith.

La cuñada de ésta, Jackie Joyner-Kersee mantiene su récord mundial de heptatlón también desde 1988.

Desde ese año también perdura la marca del relevo femenino  4×400 establecido por el equipo de la URSS, con una marca de 3.15.17.

El estadounidense Kevin Young estableció la plusmarca mundial de los 400 metros vallas en 46,78 segundos, hace 26 años, el 6 de agosto de 1992, en los Juegos Olímpicos de Barcelona, y sigue vigente a pesar de los intentos del catarí Anderrahman Samba, que el pasado 30 de junio corrió 46,98 en París.

El cuarteto formado por los estadounidenses Andrew Valmon, Quincy Watts, Butch Reynolds y Michael Johnson mantienen el récord del mundo del relevo 4×400 desde 1993, con un tiempo de 2:54.29.

POWELL Y SOTOMOYOR.

Los 8,95 metros de longitud superados por el estadounidense Mike Powell, en los Mundiales de Tokio de 1991, va camino de hacerse eterno. La marca de Powell lleva vigente más tiempo (27 años) que el histórico salto de su compatriota Bob Beamon, en los Juegos Olímpicos de México en 1968, superado 23 años después por el citado Powell.

El panorama actual en el salto de longitud coloca al joven cubano Juan Miguel Echevarría (8,68 su mejor marca y ha saltado 8,83 con viento a favor) como el posible heredero de la plusmarca de la longitud.

En el capítulo de récords histórico, aparece otro cubano, Javier Sotomayor, que superó el listón de 2,45 metros en una prueba de salto de altura celebrada en Salamanca (España) el 27 de julio de 1993, hace 25 años.

La marca de Sotomayor es el gran objetivo del catari Mutaz Barshim, que el pasado 2 de julio se enfrentó a una altura de 2,46 metros que a punto estuvo de rebasar.

Otra añeja plusmarca mundial lleva el sello del británico Jonathan Edwards, el rey del triple salto desde 1995, cuando estableció una marca de 18.29 metros todavía vigente.  De ese año se mantiene el récord de la misma prueba en categoría femenina, establecido por la ucraniana  Inessa Kravets (15,50 metros).

LANZAMIENTOS DEL SIGLO PASADO.

Capítulo aparte merecen los lanzamientos (disco, peso, martillo, jabalina…) muchos de cuyos récords tienen fecha del siglo pasado.

En el caso del disco masculino, data de 1986 y está en posesión del alemán Jürgen Schult, con 74,08 metros, el mismo año que el entonces soviético Yuriy Sedykh lanzó el martillo a 86,74 metros.

El peso lleva el nombre del estadounidense Randy Barnes desde que en 1990 su lanzamiento alcanzará los 23,13 metros, mientras que el checo Jan Zelezny lidera la jabalina (98,84) desde 1996.

En el ámbito femenino, la marca de la exsoviética Natalya Lisovkaya en peso, 22,63 metros, data de 1987, un año antes del registro en disco de la alemana Gabriele Reinsch, con 76,80 metros. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Juan A. Medina.

RECUADRO.

RÉCORDS DEL SIGLO PASADO (pruebas olímpicas).

HOMBRES:.

Atleta                                            Prueba               Marca                  Año.

Jürgen Schult                                disco                   74,08 metros        1986.

Yuriy Sedykh                               martillo               86,74 m.               1986.

Randy Barnes                               peso                    23,12 m.               1990.

Mike Powell                                longitud               8,95 metros         1991.

Kevin Young                               400 vallas           46,78 metros        1992.

Javier Sotomayor                         altura                  2,45 metros          1993.

EE.UU.                                         4×400                  2:54.29 s.            1993.

Jonathan Edwards                        triple salto           18,29 m.              1995.

Jan Zelezny                                  jabalina               98,48 m.               1996.

Hachim El Guerrouj                    1.500 m.              3:26.00 s.              1998.

 

MUJERES:.

Atleta                                           Prueba                  Marca                     Año.

Jarmila Kratochvilova                   800 m.                 1:53.28 s.             1983.

Marita Koch                                   400 m.                  47.60                   1985.

Natalya Lisovkaya                         peso                      22,63 m.               1987.

Stefka Kostadinova                        altura                    2,09 m.                 1987.

Florence Griffith                            100 m.                  10.49 s.                 1988.

Florence Griffith                            200 m.                   21.34 s.                1988.

Gabriele Reinsch                           disco                      76,80 m                1988

Jackie Joyner-Kersee                    hectatlón                7.291 puntos         1988.

Galina Chistyakova                       longitud                 7,52 m.                1988.

URSS                                             relevo 4×400          3:15.17 s.             1988.

Inessa Kravets                               triple salto              15,50 m               1995. Reportaje e imágenes: Efe

El récord mundial de jabalina pertenece al checo Jan Zelezny desde 1996
El saltador de triple, el británico Jonathan Edwards en una foto de archivo de 2002
Eliud Kipchoge cruza en primera posición la meta de la maratón de Berlín, Alemania
Javier Sotomayor, dueño del récord mundial de altura, el 3 de marzo de 2014 en La Habana
Juegos Olímpicos de Atenas, del atleta marroquí Hicham El Guerrouj, plusmarquista mundial de los 1.500 metros desde 1998
Las plusmarcas mundiales de 100 y 200 metros lisos de la estadounidense Florence Griffith siguen imbatidos desde 1988
Marita Koch, plusmarquista mundial de los 400 metros lisos desde 1985

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTERST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOCK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

 

Comentarios

Comentarios