El mercado de fichajes ha estado condicionado por la desaparición del delantero argentino Emiliano Sala

El gol cuesta caro en el fútbol actual y la búsqueda de delanteros que los anoten es el gran objetivo de los equipos.

Emiliano Sala llegó hace ocho años al fútbol francés con sus imponentes 1,87 metros de estatura y su fortaleza para lucir el “9”, el número de los jugadores que marcan goles, primero en el Orleans y, más tarde, en el Niort, Girondins de Burdeos, Caen y, las tres últimas temporadas, en el Nantes, donde demostró su olfato goleador (12 goles de promedio) que le valió la atención de la Premier League.

Pero el sueño de este delantero argentino de marcar goles en la liga inglesa quedó en negro el pasado 21 de enero cuando la avioneta que le trasportaba a Cardiff para incorporarse al equipo de esta ciudad galesa, desapareció en el Canal de La Mancha.

Desde entonces nada se sabe de Sala, un goleador que cuadraba con el perfil que más demanda el mercado de fichajes. Como ocurrió con el argentino, la ventana de adquisiciones en el fútbol europeo, que terminó el pasado 31 de enero, se ha volcado, fundamentalmente, en la búsqueda de goleadores.

UNAS FICHAS MUEVEN A OTRAS

De los cientos de fichajes o cesiones de las grandes ligas europeas, con un gasto menor que otros años en esta etapa invernal, los principales nombres son delanteros, en un movimiento de arrastre que ha llevado al argentino Gonzalo Higuaín a dejar el Milán para incorporarse al Chelsea, club en el que jugaba el español Álvaro Morata, que ha sido cedido al Atlético de Madrid.

Morata, que ha marcado goles con el Real Madrid, Juventus de Turín y Chelsea, llega al club madrileño donde se formó en su infancia para mejorar la carencia de goles del equipo que dirige el argentino Diego Pablo Simeone.

Por su parte, el puesto del “Pipita” Higuaín en el Milán lo ha ocupado el polaco Krzystof Piatek, la gran revelación de la liga italiana tras los 13 goles que anotó en el campeonato liguero y seis en la Copa de Italia con la camiseta del Génova.

Piatek llega al club milanista a cambio de 40 millones de dólares, cantidad que ha recibido el club genovés, y que ha encontrado sustituto en el paraguayo Antonio Sanabria, que deja el Betis español.

La salida de Sanabria ha abierto una oportunidad al joven mexicano Diego Laínez, procedente de la América, que aunque no es un goleador al uso, con solo 18 años ha demostrado su desparpajo para enfrentarse a las defensas rivales.

Al margen de los delanteros, el mercado de fichajes ha estado marcado por la contratación de jóvenes talentos: el Real Madrid pagó 17 millones de euros por el delantero Brahim Díaz (procedente del Manchester City); el Barcelona se ha hecho con los servicio del defensa francés Jean-Clair Todibo (del Toulouse); al Bayern de Múnich ha llegado el canadiense Alphonso Davies (desde el Vancouver); mientras el Milán contrató al brasileño Lucas Paquetá (ex del Flamengo); sin olvidar al mencionado Laínez, el delantero mexicano por el que el Betis ha pagado 16 millones de dólares. Por Juan A. Medina. EFE Reportajes Fotografías EFE/ Eddy Lemaistre/ Emilio Naranjo/ Rodrigo Jiménez/ José Manuel Vidal/ Fabio Muzzi/ EPA/ Daniel Dal Zennaro/ Andreas Schaad

El polaco Krzysztof Piatek ya viste la camiseta del Milán
El joven Brahim Díaz ha fichado por el Real Madrid
El jugador mexicano Diego Laínez durante su presentación como nuevo jugador del Real Betis, el pasado 15 de enero
El paraguayo Antonio Sanabria ya sabe lo que es marcar goles con el Génova, donde ha llegado para sustituir al polaco Piatek
El canadiense Alphonso Davies ya ha debutado con el Bayern de Múnich
El brasileño Lucas Paquetá ha reforzado al Milán.

Comentarios

Comentarios