La fórmula del multimillonario que compra un equipo es muy común en Estados Unidos, donde un gran puñado de ricos dirigen grandes clubes del deporte de este país. Según la revista Forbes, Steve Ballmer, dueño de Los Ángeles Clippers, es el número uno.

El deporte estadounidense es una referencia mundial y sus equipos o franquicias, tanto de fútbol americano, baloncesto, béisbol o hockey sobre hielo, son seguidos por millones de aficionados de todo el mundo.

Un gran escaparate en el que han encontrado cobijo un puñado de multimillonarios  apasionados por el deporte, que se han encaprichado en la compra de algún histórico equipo.

El ejemplo más claro es el de Steve Ballmer, quien fuera consejero delegado de Microsoft desde 2000 hasta 2014 y que, tras su retirada de esta compañía, adquirió Los Ángeles Clippers, equipo de la NBA.

Según la publicación Forbes, Ballmer es el más rico de los dueños de franquicias deportivas en Estados Unidos, con un patrimonio de 42.300 millones de dólares, y ocupa el puesto número 14 en la lista “The Forbes 400”, de las mayores riquezas del país, que encabeza el fundador de Amazon, Jeff Bezos, con 160.000 millones de dólares.

Ballmer (Detroit, 1956) pagó 2.000 millones de dólares en 2014 por hacerse con los Clippers, una cantidad considerada desorbitada entonces, cuando el valor medio de las franquicias de la NBA no sobrepasaba los 700 millones de dólares.

Cuatro años después, la operación de Ballmer parece barata debido a los contratos de televisión firmados por la NBA y que ha triplicado el valor de todas las franquicias de la mejor liga de baloncesto.

RIQUEZA Y DEPORTE, UNA FÓRMULA QUE FUNCIONA.

Tras Ballmer, el hombre más rico del deporte estadounidense es Paul Allen, otro fanático del deporte que es dueño de la franquicia de los Portland Trail Blazers de la NBA, de los Seattle Seahawks de la NFL de fútbol americano y de los Seattle Sounders de la MLS, la liga estadounidense de fútbol.

Allen (Seattle, 1953), cofundador de Microsoft junto a Bill Gates, acumula una fortuna de 20.300 millones de dólares, menos de la mitad de lo que amasa Ballmer.

A pesar de tan buenas cifras, Allen no está pasando por un buen momento al anunciar que vuelve a enfrentarse a un cáncer.

“Hace poco me enteré de que el linfoma de Hodgkin para el que me trataron en 2009 ha regresado. Mi equipo de médicos ha comenzado el tratamiento de la enfermedad y planeo combatirla agresivamente”, expresaba Allen en una carta publicada en su página web.

Otros ricos apasionados por el deporte son el gestor de fondos David Tepper (Pittsburgh, 1957), con 11.600 millones de patrimonio, dueño de los Carolina Panther de la NFL; el empresario Philip Anschutz (Denver, 1938), propietario de Los Angeles Kings de hockey sobre hielo y de la franquicia de fútbol de los LA Galaxy, cuya fortuna está estimada en 11.300 millones de dólares.

Por debajo de los 10.000 millones de dólares se sitúan otros dueños de equipos deportivos, como Micky Arison (9.300 millones de dólares), presidente del operador de cruceros Carnival Corporation & plc, y dueño de los Miami Heat de la NBA.

Stanley Kroenke (8.500 millones de dólares), dueño de la firma deportiva  Kroenke Sports Enterprises, responde a la fórmula de rico y apasionado por el deporte.

Kroenke, de 71 años, es propietario de Los Angeles Rams (fútbol americano); de los Denver Nuggets (NBA); de los Colorados Avalanche (NHL);  de los Colorado Rapids (MLS); y máximo accionista del Arsenal, equipo de la Premier League inglesa.

El caso de Kroenke es muy parecido al de Shahid Khan (7.600 millones de dólares), dueño de los Jacksonville Jaguars (NFL), que no se ha conformado con invertir en el deporte estadounidense y ha ampliado horizontes hasta la Premier League, comprando en 2013 el Fullham de Londres. Por si fuera poco,  Khan está ultimando la adquisición del emblemático estadio de Wembley por más de 700 millones de dólares.

Stephen Ross (7.600 millones de dólares), dueño de los Miami Dolphins (NFL); Daniel Gilbert (7.100 millones), propietario de los Cleveland Cavaliers (NBA); y Jerry Jones (6.900 millones), amo de los Dallas Cowboys (NFL), completan el listado de los diez hombres más ricos del deporte estadounidense.

 

RECUADRO:.

LOS DIEZ HOMBRES MÁS RICOS DEL DEPORTE ESTADOUNIDENSE.

 

STEVE BALLMER          42.300 (millones dólares)         LOS ANGELES CLIPPERS (NBA).

PAUL ALLEN                  20,3                                        SEATTLE SEAHAWKS (NFL)/

PORTLAND TRAIL BLAZERS (NBA).

DAVID TEPPER             11,6                                         CAROLINA PANTHERS (NFL).

PHILIP ANSCHUTZ        11,3                                         LOS ANGELES KINGS (NHL)/

LA GALAXY (MLS).

MICKY ARISON                    9,4                                          MIAMI HEAT (NBA).

STANLEY KROENKE      8,5                                          LOS ANGELES RAMS (NFL)/

DENVER NUGGETS (NBA)/

COLORADO AVALANCHE (NHL)/

COLORADO RAPIDS (MLS).

SHAHID KHAN               7,6                                         JACKSONVILLE JAGUARS (NFL).

STEPHEN ROSS             7,6                                         MIAMI DOLPHINS (NFL).

DANIEL GILBERT           7,1                                         CLEVELAND CAVALIERS (NBA).

JERRY JONES                6,9                                         DALLAS COWBOYS (NFL).

POR: JUAN A. MEDINA.

Reportaje e imágenes: Efe

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTERST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOCK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

Comentarios

Comentarios