Llegará un tiempo, no tardando mucho, en que Messi y Cristiano Ronaldo estén retirados; a Federer y Nadal se les escuchará hablando de sus hazañas y Hamilton contando sus triunfos, como Usain Bolt lo hace desde hace más de un año. Pero será el momento de otras grandes estrellas que ahora se están forjando…

En el caso del fútbol, el gran “heredero” de Messi (31 años) y Cristiano Ronaldo (33), y en parte Neymar (26), ya está en boca de todos: el francés KYLIAN MBAPPÉ, el delantero del París Saint-Germain que el próximo 20 de diciembre cumplirá 20 años y que ya tiene algo que sus antecesores no tienen: la Copa del Mundo, conquistada por Francia el pasado julio en Rusia.

Rápido, descarado y certero de cara algo, Mbappé representa el nuevo talento,  candidato al “Balón de Oro”, favorito al Golden Boy 2018 y aspirante a escribir una página histórica en el futbol. Junto a Mbappé, otros jóvenes precoces están llamados a liderar sus respectivos deportes:.

MICHAEL ANDREW.

El nombre de Michael Phelps será difícil de olvidar en el mundo de la natación y del deporte en general. Desde su retirada en 2016, el gran vacío en la piscina del deportista con mayor número de medallas olímpicas (28) lo han ocupado otros compatriotas como Ryan Lochte –suspendido por dopaje- o Caeleb Dressel, pero ninguno apunta tan alto como Michael Andrew.

El joven nacido en Dakota del Sur y criado en Kansas, de padres sudafricanos, viene nadando con fuerza desde los catorce años, edad a la que se pasó al profesionalismo, un hecho sin precedentes en el exigente mundo de la natación estadounidense.

Aquello fue en 2013, dos años antes de ganar cinco medallas en los Mundiales Júnior, y de ir batiendo todos los récords nacionales desde niño, siempre de la mano de su entrenador, Peter Andrew, su padre.

Ahora, a sus 19 años, es toda una realidad. Su gran exhibición en los últimos campeonatos de Estados Unidos de natación, en Irvine, donde ganó en los 50 metros libres, 50 mariposa –en ambas pruebas derrotó a Dressel-, y en las pruebas de 50 y 100 braza, indican que podemos estar ante una de las grandes estrellas del próximo Mundial de 2019 en Gwangju (Corea del Sur) y de los Juegos Olímpicos de Tokio, en 2020, y ante el gran sucesor del “tiburón” Phelps.

NAOMI OSAKA.

La tenista japonesa se presenta como la sucesora de Serena Williams, ahora que la estadounidense es madre y a sus 37 años parece que su retirada no está muy lejana.

Osaka ha hecho historia en 2018 al vencer en el Abierto de Estados Unidos a la mismísima Serena, y convertirse en el primer tenista (hombre o mujer) de su país en ganar un Grand Slam.

A sus 20 años, Osaka ya es cuarta del mundo, por detrás de la rumana Simona Halep, de la danesa Caroline Wozniacki y de la alemana Angeline Kerber, todas ellas rozando la treintena.

Hija de padre haitiano y madre japonesa, Naomi Osaka hace tres años que vive en Florida (Estados Unidos), aunque compite con Japón. Su objetivo es emular a la que desde niña es su ídolo, Serena Williams, ganadora de 23 Grand Slam. Quiere convertirse en un referente en el mundo del tenis como lo ha sido la menor de las Williams en la última década.

JUAN MIGUEL ECHEVARRÍA.

Los elogios a este saltador de longitud cubano de 20 años le llegan de todas partes. Todos los vaticinios apuntan a que será el primer atleta en superar la barrera de los nueve metros. El legendario Bob Beamon, autor del revolucionario salto de 8,90 metros en los Juegos Olímpicos de México en 1968, es uno de los que confían en Echevarría como el nuevo líder del atletismo. “Lo veo cerca. Lo puede hacer el chico cubano…”, explicaba Beamon.

Tras la retirada de Usain Bolt, Echevarría ha traído aire fresco al atletismo. El deportista  de Camagüey se ha convertido en el estandarte del salto de longitud. Ya ha sido campeón del mundo en pista cubierta (saltó 8,46), disputado en marzo en Birmingham (Inglaterra); y autor del mejor salto del presente años llegando a los 8,68 metros, en Bad Langensalza (Alemania).

DENIS SHAPOVALOV.

La jerarquía que se reparten en el mundo del tenis desde hace años Roger Federer (37 años), Rafael Nadal (32) y Novak Djokovic (31) terminará en algún momento, cosas del paso del tiempo, y entonces el lugar de estas grandes estrellas será ocupado por otros tenistas.

Entre los candidatos al “reino” de estos tres grandes maestros se presenta el canadiense Denis Shapovalov, el más joven de los 30 primeros clasificados de la ATP.

A sus 19 años, Shapovalov representa el tenista del futuro, elegido como el jugador revelación en 2017, además de ser uno de los preferidos por las aficionadas, por su melena rubia que recuerda a la que lucía el legendario sueco Björn Borg.

“Lo tiene todo para ser una gran estrella”, ha dicho Rafa Nadal de esta gran promesa, nacido en Israel, de padres rusos, pero criado en Canadá. Gran parte de su éxito se lo debe a su madre, Tessa, su entrenadora desde los cinco años.

ALINA ZAGITOVA.

El caso de esta patinadora rusa recuerda al de la gimnasta rumana Nadia Comaneci, la “mujer 10” que, con 14 años, se convirtió en campeona olímpica. Zagitova lo ha hecho a los 15, tras su gran exhibición en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang de este año.

El talento y el descaro de esta adolescente sobre los patines, que derrotó a la no menos espectacular Evgenia Medvedeva (18 años), predicen una larga carrera, una campeona para muchos años en un deporte donde, un descuido o una mala acción, pueden hacer perder muchas horas de trabajo e ilusiones.

MICK SCHUMACHER.

Su apellido lo dice todo en el mundo del automovilismo. Hijo del siete veces campeón de Fórmula 1, Michael Schumacher, Mick tiene una pesada espada en su espalda por todo lo que ha conseguido su padre, pero a sus 19 años conduce con mucho criterio su carrera.

Tras ganar su primer gran título, la Fórmula 3, ganando ocho de quince carreras, la presencia del hijo del “Kaiser” entre los pilotos de Fórmula 1 es cuestión de tiempo.

Ofertas tiene de varias escudería, pero el joven alemán quiere dar el paso con calma, un sueño por el que pelea desde que iniciara su carrera automovilista en 2008, con el seudónimo de Mick Betsch, el apellido de soltera de su madre.

“Ha demostrado que puede llegar a ser un grande en nuestro deporte”, ha declarado Toto Wolff, el jefe de Mercedes para la Fórmula 1. Reportaje e imágenes: Efe

POR: JUAN A. MEDINA.

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

Comentarios

Comentarios