Draymon Green, Stephen Curry, Klay Thompson y D’Angelo Russell

La National Basketball Associaton (NBA) afronta una de las temporadas más abiertas de su historia con traspasos y fichajes que han dado pie a muchos aspirantes al título y con la llegada del novato Zion Williamson, que está llamado a dominar la competición.

La grave lesión en el tendón de Aquiles de Kevin Durant en las finales frente a Toronto Raptors, en las que los canadienses se hicieron con el anillo de campeones (4-2), cambió también el curso de una NBA en la que los Warriors, por primera vez desde 2015 -tras ganar su primer título-, no afrontan la temporada como los grandes favoritos. Durant se marchó a Brooklyn Nets y Klay Thompson es baja por una lesión en la rodilla, hasta, al menos, después del parón del All-Star en febrero. Una plantilla de la que también se fueron dos veteranos como Andre Iguodala y Shaun Livingston y a la que llegó D’Angelo Russell como único refuerzo de entidad. Draymond Green sigue, renovado cuatro temporadas por un total de 100 millones de dólares, y Stephen Curry se muestra ultramotivado y con la intención de “jugar los 82 partidos” con ganas de demostrar que sin Durant también son serios candidatos, pero todo depende de cómo vuelva Klay para que puedan luchar con los dúos de estrellas que se formaron en verano. Las dos franquicias de Los Ángeles, Lakers y Clippers fueron las grandes protagonistas. Al amparo de LeBron James, tres veces campeón de la NBA, llegó, por fin, tras el frustrado intento en febrero que hizo saltar por los aires la química del equipo, Anthony Davis. “El Rey” se quedó sin “playoffs” por primera vez en 13 años y sufrió la lesión más grave de su carrera justo en su primera temporada en la Conferencia Oeste, por lo que se ha machacado entrenando durante el verano, yendo incluso al gimnasio a las cinco de la mañana para demostrar que puede dominar más allá del Este. Para ello, tanto LeBron como Davis intentaron reclutar a Kawhi Leonard, gran protagonista de la pasada campaña tras ganar el anillo con los Raptors y ser nombrado el jugador más valioso (MVP) de la temporada. “Lo intentamos y estuvimos cerca”, aseguró Anthony, pero finalmente recaló en los vecinos, los Clippers, junto a otra estrella: Paul George. Estos dieron el segundo golpe de efecto en el verano ya que evitaron lo que seguramente habría sido el mejor “big-three” de la historia de la NBA y de la mano de Doc Rivers desde el banquillo, ganador del título con Boston Celtics en 2008, se postulan como otro gran candidato añadiendo dos piezas de primer nivel a una plantilla que ya entró en postemporada el año pasado. Pero si alguna franquicia se ha alegrado del cambio de poder en la NBA esos son los Houston Rockets. En cuatro de las últimas cinco temporadas fueron eliminados por los Warriors en “playoffs” -la restante cayeron contra San Antonio Spurs- a pesar de un James Harden que rompe todos los récords de anotación y de un nuevo estilo de juego, sustentado en los números de su manager general Daryl Morey, que aboga por el masivo tiro de tres. La llegada hace dos veranos de Chris Paul no les hizo dar ese paso adelante que buscaban para hacerse con el título y ahora lo apuestan todo al reencuentro de Harden con Russell Westbrook -excompañeros en Oklahoma City Thunder, donde perdieron la final de la NBA contra Miami Heat en 2012-.  Dos amasadores de balón y maestros del triple-doble con la gran duda de si deben mirar más por el equipo, pero si hay química entre ellos los Rockets disponen de la pareja más anotadora de la Liga -36.1 puntos para Harden y 22.9 para Westbrook en la última campaña-. Cuatro equipos candidatos al anillo en un Oeste más salvaje que nunca al que también se suman, aunque con menos favoritismo, los Denver Nuggets, que ya quedaron segundos de Conferencia el año pasado y que cuentan con la gran novedad de Michael Porter Junior, que pintaba a número uno del Draft en 2018 pero que una lesión de espalda le hizo caer hasta el número 14 y debutará este año. Un Draft en el que Luka Doncic recaló en Dallas Mavericks. Tras hacerse con el premio a novato del año y con la posibilidad de convertirse en “All-Star”, el exjugador del Real Madrid quiere dar un paso más y jugar los “playoffs”. Para ello, el equipo incorporó al letón Kristaps Porzingis procedente de los Knicks de Nueva York, que vuelve a jugar más de un año después debido a una lesión de rodilla. Otro dúo espectacular, pero que no tiene a su alrededor el nivel suficiente para competir con los grandes favoritos.

LOS FAVORITOS DEL ESTE

Esto es solo en el Oeste, ya que en el Este la salida de Kawhi Leonard de los Raptors vuelve a abrir la oportunidad de reinar en dicha Conferencia. Toronto, a pesar del anillo y de la gran evolución de Pascal Siakam, no está entre la terna de favoritos que lideran Filadelfia 76ers, Milwaukee Bucks y Boston Celtics; con los Nets esperando su momento ya que no se espera que Kevin Durant vuelva a jugar esta temporada. A Filadelfia se le escaparon las finales de Conferencia el año pasado por un tiro en el último segundo de Kawhi, en el que hubiera sido otro paso más en “El Proceso”, como llaman desde la franquicia a su larga reconstrucción. Pero este año han apostado el todo por el todo en los despachos y se erigen como favoritos con un quinteto que asusta -Ben Simmons, Josh Richardson, Tobias Harris, Al Horford y Joel Embiid-. Uno de sus grandes rivales serán los Celtics. La apuesta por Kyrie Irving (ya en Brooklyn) llenó de dudas un proyecto que era todo certezas con la irrupción de sus jóvenes Jaylen Brown y Jayson Tatum. La marcha del base la suplieron con la llegada de Kemba Walker, desde Charlotte, con la intención de recuperar la estabilidad y el espíritu de equipo que tan bien le estaba funcionando a su entrenador, Brad Stevens. Aunque perdieron una pieza fundamental en la agencia libre como es el dominicano Al Horford, que con su aportación en todos los aspectos del juego era parte angular del engranaje del equipo, los verdes confían en llegar lejos. Algo que tuvieron en su mano el año pasado los Bucks. 2-0 arriba en la final de Conferencia Ese contra los Raptors, partido de dos prórrogas… pero perdieron el encuentro y no volvieron a ganar ninguno más en la serie. Un mal sabor de boca final para una franquicia que vivió la eclosión de su gran estrella, el griego Giannis Antetokounmpo fue nombrado MVP de la temporada regular, y ganó 60 partidos en temporada regular. La batuta de Mike Budenholzer dotó al equipo de ese sistema ofensivo que tanto le hacía falta a ‘Anteto’ para dominar en la Liga. Y es que el jugador heleno es la gran esperanza de la franquicia que depende de él y del acierto de sus exteriores.

ZION WILLIAMSON, EL COMIENZO DE SU ESTRELLATO

Otra de las grandes atracciones de la temporada de la NBA que arranca el 23 de octubre es la llegada de Zion Williamson, elegido por los Pelicans en primera posición del pasado Draft, y que está llamado a hacer historia en la Liga por sus características. Con 1.98 metros de altura y 129 kilogramos de peso se mueve con gran agilidad y se le midió en los entrenamientos previos al Draft un salto vertical, en parado, de un metro. Un prodigio físico que ya asusta en la pretemporada. En los tres partidos que ha disputado suma 77 puntos con un 80 por ciento de acierto en tiros de campo -la mayoría de ellos cerca de canasta aprovechando su salto-. La única duda está, precisamente, en si su cuerpo podrá aguantar la carga de partidos y el desgaste que supone su estilo de juego, pero ningún joven desde LeBron James había provocado tanta expectación. Además, los Pelicans, en el traspaso de Anthony Davis adquirieron jóvenes jugadores que se complementan a la perfección con Zion, como es el caso del base Lonzo Ball que destaca por su visión de juego. También, la llegada del escolta anotador JJ Redick conforma un equipo que sin duda dará espectáculo. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Óscar Maya Belchi

Una de las grandes atracciones de la temporada de la NBA es la llegada de Zion Williamson
Los Toronto Raptors (de rojo), campeones la temporada pasada
El pívot Anthony Davis ha reformado el juego interior de Los Ángeles Lakers
El alegro griego Giannis Antetokounmpo, de los Bucks, una de las grandes estrellas

 

Comentarios

Comentarios