Compartir:
Pep Guardiola ha declarado que “la experiencia te ayuda, especialmente la manera en que yo vivo esta profesión”. EFE/Rodrigo Jiménez

Pep Guardiola siempre quiso retirarse pronto del fútbol, tras su etapa como futbolista donde brilló como un excelente centrocampista y después de doce años al más alto nivel como entrenador. Ahora que cumple 50 años, el técnico español ha cambiado de idea y pretende alargar su carrera y afrontar nuevos desafíos, entre ellos ganar la Liga de Campeones con el Manchester City, y quién sabe si volver a coincidir con Messi y el F.C. Barcelona.

“No sabía nada de fútbol hasta que conocí a Cruyff”, confesó tras la muerte del holandés en 2016.

Guardiola en su etapa en el Bayern de Múnich, donde ganó tres Bundesligas. EFE/EPA/ANDREAS GEBERT

“Antes pensaba que me retiraría pronto. Ahora creo que me retiraré más mayor”, admitía el técnico catalán el pasado 3 de enero a varios medios británicos.

Quienes conocen a Josep “Pep” Guardiola en su etapa como futbolista reconocen que ya se veía que el fino centrocampista que defendió las camisetas de F.C. Barcelona, Brescia, Roma, Al-Ahli de Doha y Dorados de Sinaloa no podía ser otra cosa que entrenador.

Tras su retirada en 2006, pronto demostró que su batuta como técnico era especial, sabía dirigir y afinar los instrumentos necesarios para que sus equipos funcionaran. Así lo hizo en el irrepetible Barcelona del cuatrienio del 2008-12, donde Guardiola en compañía de Messi, Xavi, Iniesta, Puyol y Piqué, entre otros, hicieron historia.

Aquella etapa de Guardiola y el F.C. Barcelona permanece en los manuales del fútbol, dos Ligas de Campeones y tres ligas españolas, entre otros muchos títulos, y la esencia de un entrenador diferente, curtido bajo el paraguas de Johan Cruyff. “No sabía nada de fútbol hasta que conocí a Cruyff”, confesó tras la muerte del holandés en 2016.

Y bajo este paraguas Pep Guardiola ha hecho carrera como entrenador, ha dejado su impronta en el F.C. Barcelona, en el Bayern de Múnich (2013-16) y desde 2016 en el banquillo del Manchester City.

Pep Guardiola tiene el reto de conseguir la primera Liga de Campeones del Manchester City. EFE/EPA/Miguel A. Lopes / POOL

Curiosamente, Guardiola va cambiado con el tiempo: en Barcelona estuvo cuatro años como entrenador, tres en Múnich y va por cinco en Manchester, donde ha renovado su vinculación con el City hasta 2023. De cumplir su contrato estará siete temporadas con los “citizen”, toda una vida para un entrenador que siempre pensó que se retiraría pronto. “Antes pensaba que me retiraría pronto. Ahora creo que me retiraré más mayor”, admitía el técnico catalán el pasado 3 de enero a varios medios británicos.

“La experiencia te ayuda, especialmente la manera en que yo vivo esta profesión”, señaló Guardiola, que salvo su renovación con el City no ha vivido un agradable 2020. La muerte de su madre por covid dejó muy marcado al entrenador, que vio como su equipo perdía la Premier League a manos del Liverpool y era eliminado en los cuartos de final de la Liga de Campeones sorprendentemente por el Olympique de Lyon.

Tampoco la temporada 2020-21 se desarrolla como le gustaría al exigente y metódico Guardiola. Numerosas bajas y la incidencia del covid en la plantilla no han permitido a los “citizes” estar entre los primeros clasificados cuando ya se ha consumido el primer tercio de la Premier.

MEJOR ENTRENADOR DEL SIGLO XXI

Sólo la concesión del premio Globe Soccer Awards como mejor entrenador del siglo XXI, por delante de Alex Ferguson, Zinedine Zidane y José Mourinho, ha consolado en algo al entrenador español, que cumple 50 años, lo hace el 18 de enero, observando desde la lejanía las elecciones presidenciales del 24 de enero del club de sus amores, el F.C. Barcelona, y el futuro de Leo Messi.

“No creo que tenga que explicar nada. Messi ya expresó muy bien sus sentimientos y no tengo nada que añadir. Es un futbolista del Barcelona, el club que amo. No hay más que hablar”, salió al paso de los rumores que colocaban a Messi en el Manchester City tras la intención del argentino de dejar el club azulgrana el pasado agosto.

Mucho se ha hablado de un posible reencuentro entre Messi y Guardiola.. EFE/Alejandro García

Sobre las elecciones presidenciales, el nombre de Pep Guardiola ha estado en boca de varios de los candidatos, principalmente en la de Joan Laporta, el hombre que estuvo en la presidencia azulgrana en los dos primeros años de la etapa de Pep como entrenador.

“Pep es mi amigo. Y a mí, como a todos los culés, nos gustaría que un día volviese al Barça. Si tengo la oportunidad de ganar y volver a presidir el club, ojalá pueda volver algún día”, señaló Laporta en la presentación de su candidatura, en la que dejo claro que Guardiola es feliz en Manchester y es muy complicado que deje su actual ocupación.

Con cerca de 30 títulos conseguidos en su etapa como entrenador, entre ellos tres ligas españolas, tres Bundesligas y dos Premier League, Guardiola pretende alargar su estancia en los banquillos con la batuta que heredó de Cruyff y con la pretensión llevar al City a su primer título de la Liga de Campeones. “Quiero ganar la Champions”, insiste el catalán. Pep sigue teniendo hambre de triunfos…

JUAN A. MEDINA.
EFE REPORTAJES

Compartir:

Comentarios

Comentarios