Tamaño de texto-+=
Compartir:
Imagen de archivo. EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Redacción Deportes, 23 may (EFE).- James Harrison, dos veces ganador del Super Bowl con los Pittsburgh Steelers, afirmó este jueves que intentó odiar a Tom Brady, pero le fue imposible ante la empatía del considerado mejor jugador de la historia de la NFL.

“Cuando llegué a New England quería odiar a ese tipo. Lo intenté, pero al final tengo que admitir que no puedes odiarlo. Si lo conoces personalmente, trabajaste con él y jugaste con él te hace sentir como si realmente se preocupara por todos”, dijo el exapoyador de 46 años, en entrevista para ‘Not Just Football’.

En el 2017 Harrison terminó su carrera, que arrancó con Steelers en 2002, con los New England Patriots, equipo en el que tuvo como compañero a Brady, quien había sido un rival natural de Pittsburgh, equipo con el que el apoyador triunfó en los Super Bowls XL y XLIII.
El defensivo abandonó Pittsburgh a la mitad de la campaña del 2017 para vestir los colores de Patriots, en el que sabía reinaba Tom Brady, a quien se prometió odiar desde el principio, pero su primer encuentro en el vestuario derribó sus intenciones.

“Llegué ahí y fue el primer tipo que se acercó y me dije: ‘Oye, soy Tom Brady’, como si yo no supiera quién diablos era”, recordó.

Una presentación que Harrison reconoció no reflejó egocentrismo, sino lo contrario.
“Simplemente no pude, es demasiado simpático, demasiado bueno, así se presentaba con todos, no importa quién era el primero que veía, daba igual si era el chico de práctica recién llegado, él sólo se presentaba”, agregó.

Según el cinco veces seleccionado al Pro Bowl, la curiosidad lo hizo observar el comportamiento de Brady los siguientes días hasta que se convenció del porqué se convirtió en el ganador de siete anillos de Super Bowl, máximo número, en la liga.
“Me senté a mirarlo durante una semana o dos hasta que finalmente lo encaré y le dije: ‘Oye, no te voy a mentir, quería odiarte, pero ahora veo porqué todo el mundo te quiere”, concluyó el miembro del Salón de la Fama de los Pittsburgh Steelers.

Harrison tiene el privilegio de haber jugado en los dos equipos que más Super Bowls han ganado en la historia de la NFL. Tanto en Steelers, al que ayudó a triunfar en dos, como en los Patriots, ambos con seis cada uno.

EFE

Compartir:

Comentarios

Comentarios