Compartir:

Dos pilotos, dos historias y dos personalidades diferentes que les convierten en irrepetibles. El automovilismo abre una nueva página con el séptimo título mundial del británico Lewis Hamilton que iguala al alemán Michael Schumacher como los abanderados de la Fórmula Uno.

Buscando un símil en otros deportes, el pulso de Lewis Hamilton con Michael Schumacher, los máximos ganadores de la Fórmula 1, es comparable al histórico dilema de quién ha sido mejor futbolista, ¿Pelé, Maradona o Messi?; si Michael Jordan está por encima de Kobe Bryant o LeBron James, o si será Roger Federer, Rafa Nadal o Novak Djokovic el mejor tenista del planeta.
En los tres ejemplos citados, hay opiniones para todos los gustos, igual que en la comparativa que se abre actualmente en el automovilismo, marcando que las diferencias entre Lewis Hamilton y Michael Schumacher son evidentes, principalmente porque compitieron en épocas diferentes y con coches muy distintos.


A eso se une que las hazañas del británico están recientes, su séptimo título mundial que igualaba los conseguidos por el “Kaiser” alemán, más superar el número de podios (Hamilton lleva 163 y Schumacher 155) y las victorias en Grandes Premios, en las que el británico aventaja al alemán por 94 a 91.
En sus catorce temporadas en la Fórmula Uno, Hamilton (Stevenage, 7 de enero de 1985), apenas ha tenido rivales. En las últimas siete temporadas, ha logrado seis títulos con la escudería Mercedes, sólo el alemán Nico Rosberg fue mejor que el británico en 2016. El primero de sus títulos fue en 2008, en su segundo año en la Fórmula Uno, el piloto más joven en ganar el campeonato, en aquella ocasión al volante de un McLaren.
Por su parte, Michael Schumacher (Huerth-Hermuelheim, 4 de enero de 1969) compitió durante 19 temporadas, en dos etapas (entre 1991-2006 y 2010-12), logrando sus dos primeros títulos (1994 y 1995) con Benetton y los cinco restantes de una tacada con Ferrari entre 2000 y 2004.


Ambos coincidieron durante tres temporadas en los circuitos de Fórmula Uno, en 2010, 2011 y 2012, curiosamente los años del dominio del alemán Sebastian Vettel a los mandos de Red Bull Renault.
Ninguno de los dos hizo sombra a Vettel, ni tampoco estuvieron entre los tres mejores. Hamilton fue 4º, 5º y 4º, respectivamente, mientras que “Schumi” fue 9º, 8º y 13º, su último resultado antes de su retirada definitiva.
“Cada uno tiene su carácter, tanto Schumacher como Hamilton dominaron gracias a las prestaciones de los coches, algo que les ha permitido hacer lo que querían fuera de la Fórmula Uno”, reconocía el piloto español Fernando Alonso en una entrevista al diario italiano “La Gazzeta dello Sport” el pasado enero.
“Michael tenía más disciplina y preparación, estaba más en la dinámica de equipo. Lewis tiene otro carácter y un estilo de vida que no estaría bien si tuviera un coche normal, porque sus jefes no estarían contentos”, opinaba Alonso que prepara su regreso a la Fórmula Uno la próxima temporada con Renault y que ha tenido a ambos pilotos como rivales.


EL FUTURO DE HAMILTON, EL PRESENTE DE “SCHUMI”.
A sus 35 años, Hamilton no parece tener rivales para obtener su octavo título y alguna más si se lo propone. “Me siento como si acabara de empezar. Y físicamente me siento en forma”.
El británico reconocía su fortaleza tras vencer en el Gran Premio de Turquía el pasado 15 de noviembre y celebrar su séptimo campeonato de Fórmula Uno, recordando que vio por televisión cuando Michael Schumacher alcanzó su último título mundial, en 2004. “Me dije, ‘guau’, esto es impresionante”, rememoraba Hamilton.
Sobre su futuro, el conocido “Barón Rojo” ha dejado abierta la posibilidad de que no vaya a seguir en el Mundial la próxima temporada. “Tengo muchas cosas en mi mente. Me gustaría estar aquí (en Mercedes) el año que viene pero no hay garantías de eso con seguridad. Hay muchas cosas que me emocionan de la vida exterior, así que el tiempo dirá”, apuntó el británico al portal motorsport.com el pasado 1 de noviembre.
Aficionado a la música, a las joyas y declarado activista contra el racismo, las declaraciones de Hamilton han revolucionado el “paddock” de la Fórmula Uno, aunque pocos dentro de Mercedes creen que el británico no su suba a uno de sus coches la próxima temporada.
Las dudas de Hamilton recuerdan a la retirada de Michael Schumacher en 2006, dos años después de su último título, aunque luego regresaría a las pistas en 2010 hasta retirarse definitivamente en 2013, un año antes de su desgraciado accidente de esquí que le mantiene en estado vegetativo.
“Schumi” se retiró con 43 años, ocho más de los que Hamilton tiene actualmente. Si su decisión es seguir en el Mundial de Fórmula Uno, el británico tiene tiempo para superar el único récord del alemán que le queda por superar: el de vueltas rápidas en carrera. “Schumi” tiene 77, por 53 de Hamilton. Un nuevo reto para el “Barón Rojo”.
JUAN A. MEDINA.
EFE REPORTAJES

Michael Schumacher,
Compartir:

Comentarios

Comentarios