Rafa Nadal

No es fácil competir con la amenaza de la COVID-19 que ha limitado la preparación y puesta a punto de deportistas y equipos profesionales. A pesar de los muchos inconvenientes se han sucedido numerosas proezas en el mundo del deporte.

Rafael Nadal, tras ganar por decimotercera vez Roland Garros e igualar con Roger Federer en el número de Grand Slam conseguidos,-un total de 20- valora como ningún otro el triunfo alcanzado en París ante Novak Djokovic, al punto que reconoce que es la victoria “más complicada” de su larga carrera.
Las razones que esgrime el mallorquín se centran en las dificultades que ha tenido para poder entrenar en tiempos de pandemia, una situación que a ningún deportista ha beneficiado.
“Después del confinamiento he estado mal, he pasado muchas semanas entrenando poquito, he tenido pocas posibilidades de entrenar de la manera que me habría gustado”, explica el tenista español.

Hamilton celebra el triunfo en el circuito de Nuerburg (Alemania),

“El cuerpo se resintió un poco después de todo ese parón. Los cuerpos con muchos kilómetros encima, como el mío, con un parón drástico como el que tuvimos, hace que las situaciones de vuelta a la normalidad del trabajo sean más complicadas. En mi caso, desgraciadamente, el cuerpo respondió mal durante varios meses. Poquito a poco las cosas se fueron enderezando, pero fueron meses complicados”, argumenta Nadal.
La gesta de Nadal se asemeja a los logros alcanzados por otros grandes deportistas en una de las etapas más complicadas para competir.
El británico Lewis Hamilton ha alcanzado las 91 victorias en grandes premios de Fórmula Uno, igualando a Michael Schumacher, en una temporada atípica en la que, si nadie lo impide, Hamilton alcanzará al gran campeón alemán en número de títulos mundiales: siete.
A nivel de equipos, Los Ángeles Lakers han hecho historia al igualar a los Boston Celtics, ganando su decimoséptimo título de campeones de la NBA, el primero desde el 2010, y después de que la temporada pasada no disputará los “playoff” y en la presente les golpeara la muerte de Kobe Bryant el pasado enero en un accidente de helicóptero, una situación para la que muchos de los jugadores necesitaron atención psicológica.
Tampoco la disputa del último tramo de la temporada en la burbuja de Orlando ha hecho sencillo el triunfo de los angelinos.

LeBron James

Al frente del triunfo de los Lakers ha estado LeBron James, elegido MVP de las finales, que consigue su cuarto anillo de campeón de la NBA con tres equipos diferentes después de haber ganado dos con los Miami Heat, el tercero con los Cavaliers de Cleveland y el cuarto con los Lakers, tras haber disputado diez finales.
A sus 35 años, la proeza de LeBron tiene más alcance al haber conseguido su undécimo triple-doble en las finales de la NBA, nueva marca en la historia de la liga estadounidense y vuelve a abrir, una vez más, el debate sobre si está al nivel de Michael Jordan o supera a la otrora estrella de los Chicago Bulls, franquicia con la que “Air” Jordan consiguió seis anillos de la NBA.
“Todo el mundo sabe lo mucho que quiero a Michael Jordan, llevo el 23 por él, así que no hay nada que debatir”, argumentó LeBron a la periodista Rachel Nichols en entrevista a la ESPN tras ganar el sexto partido ante Miami Heat.
Si la proeza de los Lakers ha destacado en el deporte de la canasta estadounidense no menos importante ha sido el triunfo del equipo de Seattle Strorm, vencedoras del título de la WNBA ante Las Vegas Acers en la burbuja de IMG Academy, en Bradenton (Florida).
Para las de Seattle es el cuarto título de la liga estadounidense femenina, igualando a los Minnesota Lynx y los Houston Comets como las más laureadas.
GOLEADAS DE FÚTBOL.

La holandesa Anna van der Breggen

El mundo del fútbol tampoco vive momentos atractivos, con el virus amenazando las competiciones y con muchas limitaciones para que los equipos puedan entrenar y competir en buena lid. En la mayoría de los casos, las pretemporadas de los clubes no han sido normales y en alguna circunstancia, muy cortas.
A pesar de tantas dificultades, se suceden gestas como la del Bayern de Múnich, ganador de cinco torneos (Liga de Campeones, Bundesliga, Copa de Alemania, Supercopa de Alemania y Supercopa de Europa) y que puede ampliar a uno más si vence en el Mundial de Clubes, en fecha aún por determinar.
Además, el cuadro alemán ha hecho historia al superar los 120 millones de euros en ganancias en la Liga de Campeones, la cifra más alta hasta ahora.
Los muniqueses protagonizaron una de las goleadas del año, al endosarle un 8-2 al F.C. Barcelona de Messi, en los cuartos de final de la última Liga de Campeones.
Y si de goleadas hablamos, la mirada se dirige a la Premier League, que en tiempos de pandemia ha generado un aluvión de goles.
El campeonato inglés ha hecho historia al batir el récord de goles en una jornada, en la segunda fecha del presente campeonato, con 44 goles. La cifra más alta desde que la Premier se juega con 20 equipos.
En atletismo, a pesar de la escasez de pruebas y las estrictas normas para competir, el protagonismo tiene nombre propio, Josua Cheptegei.
El atleta ugandés fue noticia por dos récords que han dado mucho que hablar. La primera, el 14 de agosto en Mónaco, al batir la plusmarca de los 5.000 metros, con un tiempo de 12:35.36 minutos, dos segundos menos que la anterior marca en posesión de Kenenisa Bekele.


Y la segunda, el pasado 7 de octubre, en Valencia (España), donde consiguió batir el récord mundial que poseía desde hace quince años Kenenisa Bekele, el más longevo de la historia en los 10.000 metros, al parar el crono con un tiempo oficial de 26:11:00 minutos, seis segundos menos que el anterior registro.
Entre una y otra gesta de Cheptegei, otro fuera de serie del atletismo ha conseguida un logro histórico: el británico Mo Farah, quien fijó el récord de la hora al correr un total de 21.330 metros, el pasado 4 de septiembre en la sexta prueba de la Liga de Diamantes de Bruselas.
Farah superó en 45 metros la anterior plusmarca en posesión del etíope Haile Gebrselassie desde el 27 de junio de 2007, con un total de 21.285 metros.
La temporada de ciclismo también ha deparado hechos casi históricos. El esloveno Tadej Pogacar se convirtió en el segundo vencedor más joven del Tour de Francia, con 22 años, ronda en la que debutaba y que arañó dos maillot más: el de la montaña y el más joven.
En los Campeonatos de Mundo de ciclismo, disputados en Imola (Italia), la holandesa Anna van der Breggen, de 30 años, hizo la proeza de ganar la prueba de ruta y contrarreloj.
Este título de doble campeona del mundo se añaden al Giro de Italia de 2020 y a la Flecha Valona, prueba en la que hizo historia al adjudicarse el sexto título consecutivo.
Y para proeza la de Jessica McCaskill, la boxeadora estadounidense que el pasado 21 de agosto dio la sorpresa al vencer a la campeonísima noruega, de ascendencia colombiana, Cecilia Braekus, invicta en los últimos once años, y que pone fin a su reinado en los pesos welter.
Proezas en tiempo de pandemia, una adversidad más para los deportistas, aunque para algunos haya sido un elemento más a batir.
JUAN A. MEDINA.
EFE/REPORTAJES

Imagen de archivo de Cecilia Braekhus
Joshua Cheptegei

Comentarios

Comentarios