Argentina ha organizado durante cuatro días la primera Copa América de fútbol sala de Talla Baja, una ocasión para dar a conocer, a través del deporte, a un colectivo afectado por el enanismo. El triunfo de la selección de Paraguay ante los anfitriones es el primer capítulo de un torneo que espera vivir muchas más ediciones.

Que el deporte ha servido para dar a conocer las dificultades y problemas de colectivos en situación desfavorable se ha repetido en bastantes ocasiones en todo el mundo. El último capítulo se ha vivido en Argentina, país que ha organizado por primera vez la Copa América de fútbol sala de Talla Baja.

Nueve selecciones, ocho americanas más una invitada, Marruecos, han sido los protagonistas de este peculiar torneo, que durante cuatro días ha dado la palabra a aquellas personas que sufren este trastorno de crecimiento.

“Esta Copa América va a hacer historia, es el primer torneo de esta categoría a nivel mundial, así que estamos muy orgullosos de organizarlo aquí en nuestro país”, declaraba Facundo Rojas, capitán de la selección “Pulga y Pelusa”, nombre con el que han bautizado a la albiceleste en homenaje a Leo Messi y Diego Armando Maradona.

ABRIENDO ESPACIOS DE PAZ Y RECOCILIACIÓN.

Organizado por la Asociación Civil Talla Baja de Argentina y con el apoyo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), esta Copa América se ha disputado en las instalaciones del club Ferrocarril Oeste, en la primera fase; en el microestadio de Racing Club que acogió el partido por el tercer y cuarto puesto, en el que venció Brasil por 10-1 a un combinado norteamericano, formado por jugadores canadienses y estadounidenses; y en el complejo deportivo de la AFA, ubicada en la localidad bonaerense de Ezeiza,  escenario de la gran final en la que se impuso Paraguay a los anfitriones por un 3-0.

Chile, Bolivia, Colombia, Perú y la citada Marruecos, han sido los participantes de este “histórico” torneo, como ha definido Rojas. “(La copa) es inclusión, calidad de vida, mayores oportunidades…. Todo lo que genera el deporte”.

Para Rojas, las personas con enanismo fueron “históricamente una de las discapacidades más discriminadas”, por lo que “es un sueño para cada uno de los jugadores representar a su país en una competición de esta magnitud”.

En la misma línea se manifestaba Alexis Calvo, capitán de la selección colombiana. “Hoy hay inclusión social en Sudamérica… Las personas de talla baja están abriendo espacios de paz y reconciliación”.

Calvo pidió a los gobiernos y a las empresas privadas que confíen en ellos y que no los vean sólo en el papel de “bufón o torero. Hay profesionales que están incursionando en todos los sectores”.

La primera Copa América de fútbol sala (futsal) de Talla Baja se ha disputado con el formato de siete contra siete (en fútbol sala es cinco contra cinco) y con unas porterías especiales, de 1,70 metros de alto y dos de ancho.

Un fútbol de talla baja pero con sueños de gran altura. “Este torneo debe ser la base de un Mundial”, comenta Rojas, también presidente de la Asociación Civil Talla Baja de Argentina. Reportaje e imágenes: Efe

POR: ANTONIO TORRES.

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

 

Comentarios

Comentarios