¿Cuándo volveremos a ver llenos los estadios de fútbol.

Con las competiciones paradas y sin saber cuándo comenzará a rodar el balón, los mandatarios y equipos de fútbol buscan soluciones para establecer un nuevo calendario y cómo frenar el impacto económico provocado por el COVID-19,  convencidos de que “nada será igual” tras la pandemia.

Poniendo la salud por delante de cualquier otra cuestión, Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, está convencido de que “nada volverá a ser como antes”, cuando termine la pandemia que afecta a casi todo el planeta.

“Nadie sabe cuándo terminará la pandemia”, explicaba el máximo mandatario del fútbol europeo al diario italiano “La Repubblica”.

Ante esta incertidumbre, organismos, federaciones nacionales, clubes, asociaciones de futbolistas y demás actores del deporte rey buscan soluciones para cuando vuelva a rodar el balón y que, el obligado parón originado por la epidemia del coronavirus, tenga la menor repercusión posible.

“Hay un plan A, B o C. Podemos comenzar de nuevo a mediados de mayo, en junio o a finales de junio. Si no podemos hacerlo en ninguna de estas tres fechas, probablemente la temporada no podrá acabar”, exponía Ceferin.

Otra alternativa que plantea Ceferin, muy remota aunque factible tras el aplazamiento de la Eurocopa y Copa América a 2021, es “terminar esta temporada al comienzo de la próxima, que se iniciaría un poco más tarde”.

Es decir, la temporada 2019-20 de los campeonatos europeos acabaría a finales de julio o posiblemente agosto, y la siguiente  comenzaría la última semana de septiembre o los primeros días de octubre, una situación que obligaría a plantearse y resolver aspectos como los contratos de los futbolistas y establecer un nuevo período de fichajes.

Lo único seguro es que los partidos de selecciones previstos para junio han sido aplazados por la UEFA, para que esas fechas puedan ser aprovechadas por las ligas nacionales en el caso de que para entonces se pueda jugar.

UNA CRISIS PARA HACER CAMBIOS.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, plantea que esta crisis puede servir para afrontar importantes cambios en el mundo del fútbol.

“Hace falta estudiar el impacto global de esta crisis. Ahora es difícil, no sabemos cuándo volveremos a la normalidad. Pero fijémonos en las oportunidades. Quizás podamos reformar el fútbol mundial dando un paso atrás. Con formatos distintos. Menos torneos, pero más interesantes”.

En entrevista al diario italiano “La Gazzetta dello Sport”, Infantino propone un nuevo calendario de selecciones y en las decisiones sobre la regulación del estatus de los jugadores y los fichajes.

“Hay que pensar en proteger los contratos. Hacen falta medidas duras, pero no hay otra opción. Todos tendremos que hacer sacrificios”, afirmaba el dirigente.

Un sacrificio que ha llegado a los bolsillos de los grandes “cracks” del fútbol mundial, como Leo Messi o Cristiano Ronaldo, que han aceptado una importante rebaja salarial junto a sus compañeros de equipo.

En el caso del argentino y del resto de la plantilla del F.C. Barcelona han accedido a una bajada del 70% de sus salarios, además de “realizar unas aportaciones añadidas para que los empleados del club pudieran cobrar la totalidad de sus sueldos mientras dure esta situación”, anunciaba Messi en redes sociales.

Por su parte, Cristiano Ronaldo también hará un importante sacrificio secundando la decisión de los componentes de la primera plantilla del Juventus de Turín de rebajarse el salario. El portugués renunciará en los próximos meses a 12 millones de dólares, acorde al contrato de 34 millones de dólares netos por año que vence en 2022.

La iniciativa de reducción de salarios ha sido seguida por numerosos equipos de las grandes ligas europeas, clubes que asumen un importante daño económico por la crisis del coronavirus, asfixiados por los elevados contratos de sus estrellas y sin poder generar ingresos si no se  reanuda la competición.

Bajo este panorama, un estudio del Observatorio del fútbol (CIES) advierte de la devaluación que están sufriendo los clubes de las cinco grandes ligas europeas desde el pasado 30 de junio al 11 de marzo, cuya tasación ha caído un 28%, de los 35.000 millones de dólares hasta los 25.600 millones.

El equipo con mayor caída es el Manchester City, cuya plantilla ha perdido un valor de 449 millones de dólares, seguido del F.C. Barcelona con 401 millones de dólares; Liverpool con 386, Real Madrid con 383 y PSG con 331.

Una importante devaluación que ha provocado la pandemia del coronavirus que no tendrá freno si los futbolistas no vuelven a salir a  los terrenos de juego, ya sea con público o a puerta cerrada, pero ese es otro debate que los mandatarios y equipos de fútbol deberán resolver con la autorización de las autoridades sanitarias. Reportaje e imágenes: Efe

POR: JUAN A. MEDINA.

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: 
https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: 
https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: 
https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: 
https://www.instagram.com/larevistaq/

La plantilla del Juventus, incluido su estrella Cristiano Ronaldo
El F.C. Barcelona es uno de los equipos que ha solicitado a sus futbolistas una rebaja en sus salarios
Compartir esto:

Comentarios

Comentarios