La final de la Copa Libertadores finalmente se disputará en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, un enfrentamiento entre “millonarios” y “xeinezes” a 10.000 kilómetros de Buenos Aires, que se vivirá con pasión en la Liga española por el pasado en estos dos grandes equipos de varios jugadores y entrenadores.

River Plate llegará al estadio Santiago Bernabéu como equipo anfitrión del partido de vuelta de la Copa Libertadores, tras el primer “asalto” disputado en la Bombonera de Boca Juniors que terminó con empate a dos. El frustrado segundo partido, que debía haberse jugado en el Monumental de River es ya una historia negra del fútbol argentino, que tendrá una versión única y neutra en suelo madrileño.

El banquillo que usará Marcelo Gallardo, técnico de los “millonarios”, es el lugar habitual de trabajo de Santiago Hernán Solari, actual entrenador del Real Madrid, e hincha de River. Solari, que jugó en el equipo de la franja roja entre 1996-99, fue uno de los protagonistas de la Copa Intercontinental que enfrentó al equipo madrileño con Boca Juniors en Tokio (Japón) en 2000.

Como anécdota de aquel partido, que ganó el equipo bonaerense, quedó el incidente que vivió el actual técnico merengue, cuando fue increpado y zarandeado por hinchas de Boca con quienes coincidió en una tienda de la capital japonesa. El entonces futbolista no entró en provocaciones y el suceso no pasó a mayores.

Actualmente, “El Indio”  Solari es uno de los cuatro entrenadores argentinos que ejercen en la liga española. Curiosamente, tres de ellos han tenido relación con River Plate.

Eduardo Berizzo, actual técnico del Athlétic de Bilbao defendió la camiseta de los “millonarios”  entre 1996 y 2000. En aquella época coincidió con Solari en la plantilla de River. “Ganará el que gane pero, si me pregunta, estoy a favor de River”, ha dicho Berizzo.

El tercero es Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, que vivió una experiencia en River Plate, pero no como jugador, sino como técnico. “El Cholo” dirigió a los de la franja roja en 2008, año en el que ganó el trofeo Clausura. Su segundo, Germán “el Mono” Burgos, fue portero de River.

Además, el hijo del “Cholo”, Giovanni, actualmente delantero de la Fiorentina, si ha jugado en River. “Soy argentino y me duele lo que ha sucedido y todo lo que sigue sucediendo. Es una pena. No pudimos mostrarnos al mundo como hubiésemos querido”, declaraba el técnico atlético horas antes de conocerse que la final de la Libertadores se disputará en el estadio Santiago Bernabéu.

El cuarto en discordia es Mauricio Pellegrino, técnico del Leganés, que en su etapa como futbolista se enfrentó numerosas veces a Boca y a River con la camiseta de Velez Sarsfield, entre 1990 y 1998, antes de dar el salto a Europa, donde jugó en Valencia, Barcelona y Liverpool.

LA LIGA ESPAÑOLA DE RIVER Y BOCA.

Entre los argentinos que juegan actualmente en la liga española hay representantes, tanto de River como de Boca, debido a su pasado en uno u otro de estos equipos. Leo Messi no jugó en ninguno de ellos, es hincha desde niño de Newells Old Boys.

Los que si jugaron en River Plate son los defensas Rogelio Funes Mori (Villarreal), Gustavo Cabral (Celta) o los porteros Leandro Chichizola (Leganés) y Mariano Barbosa (Villarreal).

Otro de los destacados exmillonario es Gabriel Mercado, defensa del Sevilla, que tiene entre sus compañeros de equipo al centrocampista Éver Banega, reconocido hincha de Boca Juniors.

La camiseta de los “xeneizes” también la defendieron los defensas Facundo Roncaglia (Celta) y Jonathan Silva y Ezequiel Muñoz (ambos del Leganés). El joven portero Axel Werner defendió la portería de Boca antes de dar el salto al Atlético de Madrid, club que le ha cedido al Huesca.

El centrocampista Gonzalo Escalante (Eibar) y los delanteros Óscar Trejo (Rayo Vallecano) y Leo Suárez (Valladolid), también cuentan con pasado en Boca Juniors.

Además de los ejemplos actuales, la liga española ha paseado por sus estadios a numerosos jugadores procedentes de River y de Boca. El histórico Alfredo Di Stéfano tiene una doble versión, porque jugó en River Plate y fue entrenador de Boca Juniors.

Diego Armando Maradona, que jugó en el F.C. Barcelona y Sevilla de la Liga española, es hincha reconocido de Boca, tras su pasó por este club.

El caso de Juan Román Riquelme es parecido, después de jugar en Barcelona y Villarreal, equipo en el que militó otros grandes boquense como son Martín Palermo y Gustavo Barros Schelotto, segundo entrenador del actual Boca Juniors.

Óscar “Pinino” Más, Enrique Wolf, Mario Kempes, Pablo Aimar, Javier Mascherano o Gonzalo Higuaín, entre muchos otros, dejaron River para triunfar en el fútbol español.

Tras más de un siglo de enfrenamientos entre River y Boca, el primero fue el 24 de agosto de 1913, una nueva página se abre en este duelo histórico del fútbol argentino en una final de la Copa Libertadores que proclamará al campeón de América… en España. Reportaje e imágenes: Efe

POR: JUAN A. MEDINA.

 Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

Comentarios

Comentarios