Cuatro pilotos en cuatro puntos

El Gran Premio de Emilia Romagna de MotoGP registró la sexta victoria de un piloto distinto en siete carreras, en esta ocasión la de Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1), el primer español que gana una carrera en la extraña temporada 2020 y que sitúa a cuatro pilotos en cuatro puntos.

Esa igualdad registrada hasta la fecha queda refrendada en las exiguas diferencias que refleja la clasificación del mundial, con apenas cuatro puntos entre los cuatro primeros clasificados, pero que alcanza al menos a los diez primeros clasificados, situados en la distancia mínima de más o menos un gran premio (25 puntos).

El italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP20), a pesar de un aciago fin de semana -octavo- ha conseguido mantener el liderato en la clasificación provisional del mundial, aunque lo ha hecho por un solo punto sobre el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1).

Y es que si Quartararo no hubiese sido sancionado con tres segundos de penalización por no hacer una “long lap” tras exceder los límites del circuito en varias ocasiones, habría acabado tercero en lugar de cuarto y ahora sería él nuevamente el líder, con dos puntos de ventaja sobre el italiano, pero lo más importante es que, con su victoria, Viñales se ha metido de lleno en la pelea por un título mundial en el que cada vez hay más candidatos.

Viñales, Quartararo y Dovizioso no son los únicos aspirantes al título, pues la segunda plaza de Joan Mir (Suzuki GSX RR), que volvió a dejar a todos con la boca abierta con su impresionante “hachazo” a Pol Espargaró (KTM RC 16) en las últimas vueltas, es el cuarto piloto a cuatro puntos, y aún quedan siete grandes premios por disputarse o, lo que es lo mismo, 175 puntos en litigio y cualquier cosa puede suceder.

Tanto como que en esa pelea también se puedan meter siete pilotos más, hasta el undécimo clasificado, el surafricano Brad Binder (KTM RC 16), vencedor en el Gran Premio de la República Checa, que aunque se encuentra a 31 puntos, podría aspirar a ellos, complicado, pero no imposible.

Como tampoco en el caso del español Alex Rins (Suzuki GSX RR), quien como Dovizioso tuvo un nefasto fin de semana, y su duodécima posición le sitúa a 40 puntos del líder, difícil pero no imposible, con la calculadora en la mano.

A quien sí se le complicaron un poco más las cosas fue al italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), que cometió un error de pilotaje como él mismo reconoció tras la carrera, al presionar más fuerte de lo debido la leva de freno delantero de su moto y ello le hizo acabar por los suelos.

Todo pundonor, recuperó su moto e intentó continuar, pero cuando vio que no había nada que hacer, en el último tercio de la carrera, decidió retirarse a su taller y, al no sumar ni un solo punto, cayó hasta la novena plaza, ahora a 26 puntos del líder, cuando a la carrera de Emilia Romagna habían llegado en la sexta posición a 18 puntos del primero.

La igualdad esta temporada en MotoGP es máxima y un gran premio tras otro queda de manifiesto, con seis vencedores en siete carreras, cuatro pilotos en cuatro puntos, nueve en 26 y once en 31 puntos y, lo que resulta más sintomático de todo, el líder de la competición, Andrea Dovizioso, apenas acumula 84 puntos cuando ya se han puesto en juego un total de 175 puntos, la mitad de los que se disputan en el campeonato.

Juan Antonio Lladós

Reportaje e imágenes: Efe

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/revistaqmexico/

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

VÍDEOS https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

Comentarios

Comentarios