A la venezolana Andrea Armada le brillan los ojos con su medalla de bronce conseguida en los Panamericanos de karate celebrados en Panamá, un escalón previo a los Juegos Panamericanos de Lima donde la atleta espera estar en lo más alto. Pasión y disciplina son las dos palabras que marcan su carrera, tanto en el deporte como en sus estudios en Comunicación Audiovisual.

“La vida de un atleta no es sencilla porque hay que estar enfocado en lo que tienes que hacer para desarrollarte de la mejor manera posible, tanto como deportista como estudiante”, explica la karateca venezolana Andrea Armada desde el campus de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) donde llegó el pasado octubre y en la que, a la vez, entrena y cursa sus estudios de Grado en Comunicación Audiovisual.

Esta caraqueña de 19 años es una de las deportistas beneficiadas por el convenio del Comité Olímpico Español (COE) y el Comité Olímpico Venezolano junto a la UCAM, una posibilidad que le ha permitido cumplir su deseo de adentrarse en el mundo de la comunicación y, simultáneamente, preparar a conciencia la gran cita de los Juegos Panamericanos que se celebran en Lima del 26 de julio al 11 de agosto.

La venezolana es una de las grandes opciones a medalla en kata, modalidad del karate que consiste en realizar una serie de técnicas y movimientos como si fuera un combate imaginario. La presea de bronce conseguida en los pasados Panamericanos de Panamá, coloca a Armada entre las grandes estrellas de este deporte.

Ese es el sueño que viene persiguiendo Andrea Armada desde que, a los seis años, quedó seducida por la serie televisiva “Power Rangers” y por lo que rogó a su madre que la apuntara a clases de karate.

Desde entonces, su carrera no para de crecer y los resultados están a la vista: tres medallas de oro como campeona Panamericana juvenil; seis veces campeona de su país; medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, más el citado bronce en los Panamericanos de la especialidad en este 2019.

Entre clases y entrenamientos, Andrea Armada nos atiende para hablar, entre otros temas,  de su preparación y de sus desafíos, además  de la sensación que viven los karatecas, deporte que debutará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero que ha sido excluido del programa olímpico de París 2024. “Algo que nadie puede entender”

–comenta la deportista-.

++ ¿Cómo está siendo su preparación para los Juegos Panamericanos y cuál es su objetivo?.

— Toda mi preparación va destinada a estos Juegos. Desde que llegué a la UCAM en octubre he mejorado mucho, porque estoy entrenando la parte física, la parte técnica y atendiendo también la parte nutricional y la parte psicológica.

++ Usted, que ha sido tres veces campeona panamericana juvenil ya se encuentra entre las adultas, ¿cómo ha sido este paso?.

— Es muy diferente la competencia entre juveniles y séniores. La kata, aunque no te enfrentas cuerpo a cuerpo con nadie, es una modalidad que se divide entre criterios técnicos y físicos. La parte atlética es muy diferente entre karatecas de 17 o 18 años con uno de 24 a 25. Yo he hecho el cambio poco a poco y creo que estoy trabajando muy duro para ponerme al nivel de otros karatecas.

++ ¿Cómo será la competición de kata en Lima?.

—  Se utilizará un reglamento nuevo, que también se pondrá en práctica en Tokio 2020. Antes era eliminatorio con otro karateca y ahora será por grupos, con puntuaciones por criterios técnicos y atléticos.

“CREO QUE PUEDO ASPIRAR A UN PODIO EN LIMA”.

++ En Lima, ¿cuáles son las competidoras más difíciles de batir?.

— Allí estarán atletas de mucho nivel, el proceso clasificatorio no ha sido sencillo. Creo que María Dimitrova (33 años) de la República Dominicana y Sakura Kokumai (27) de EE. UU., son las que tienen más trayectoria en esta categoría. Sin embargo, no hay que subestimar a nadie, porque hay mucho nivel. Desde el año pasado para acá he mejorado muchísimo y creo que puedo aspirar a un podio en los Juegos Panamericanos.

++ ¿Usted empezó en el karate con seis años y ha hecho de este deporte una forma de vivir. ¿Qué le ha enseñado esta disciplina?.

— El karate ha sido uno de los grandes maestros de mi vida. Es un arte marcial muy completo que enseña muchos valores desde edades muy tempranas: la disciplina, la constancia, la perseverancia, la resiliencia… que aunque no compitas siempre van a estar implementadas desde los inicios. Esos valores los aplicó en la vida diaria y eso es lo que hace un artista marcial. Es una filosofía japonesa que admiramos por ser tan especial e inteligente.

++ ¿Su carrera ha experimentado un gran cambio al trasladarse a vivir a España?.

— Fue un cambio muy drástico, pero he tenido un gran poyo de la UCAM. Han sido meses de mucho aprendizaje y he logrado mejorar mis actitudes físicas, además de mi faceta como estudiante.

++ ¿Ha cambiado mucho su forma de entrenar?.

— En España puedo implementar aspectos que en Venezuela no podía por la situación que está pasando el país. Puedo hacer entrenamientos mucho más especializados y estudios más específicos, circunstancias que han mejorado mi rendimiento. En Murcia estoy mucho más concentrada en estudiar y entrenar porque lo tengo todo cerca y eso ayuda a que pueda organizar mi tiempo mucho mejor. Gracias a la universidad los horarios son más flexibles y se adaptan a mi calendario deportivo.

++ ¿Cómo combina los entrenamientos y competiciones con los estudios?.

— La vida de un atleta no es sencilla. Hay que estar enfocado en lo que tienes que hacer para desarrollarte de la mejor manera posible, tanto como deportista como estudiante. La universidad te da facilidades para el deporte pero no puedes dejar de estudiar.

++ ¿Le queda tiempo para disfrutar con 19 años?.

++ Poco. Hay gente que me ha dicho si no me duele sacrificar la vida de joven o adolescente. Yo lo veo de otra manera porque estoy haciendo lo que me gusta, que es el karate, y mi foco es lograr el mejor desempeño, tanto en la parte deportiva como en la académica. No tener la vida que llevan otros jóvenes de mi edad no lo veo como un sacrificio. Disfruto desde otro punto de vista.

“HAY MUCHO MATERIAL PARA UNA PELÍCULA SOBRE MI VIDA”.

++ ¿Por qué llega a una universidad española?.

— Llego a la UCAM a través de un convenio del Comité Olímpico Venezolano y el Comité Olímpico Español que otorgan becas a deportistas para que puedan estudiar en Murcia, tanto a distancia como presencial. Elegí el modo presencial porque las principales competiciones de karate se hacen en Europa y Asia, y era mejor estar aquí que en Venezuela. Además me decidí porque podía hacer el grado que quería estudiar (Comunicación Audiovisual).

++ En el fututo, ¿cómo se ve: dedicada a la comunicación o al karate?.

— El karate siempre va a ser principal en mi vida, pero también me gustaría dedicarme a la parte del cine o la producción audiovisual. Vamos viendo qué van deparando los próximos años.

++ La vida de una karateca venezolana viviendo en España, ¿sería una buena historia para una película?.

++ Sí. Ahorita hay mucho material para una película sobre mi vida.

++ Desde España, ¿cómo está viviendo la situación política y social de su país?.

++ Es muy duro. Uno está aquí pero con el alma y corazón allá. Es muy complicado tener a toda la familia allí. No pensaba que podríamos llegar a lo que estamos viviendo. Duele mucho lo que está ocurriendo pero espero que pronto se pueda arreglar la situación, Por mi parte, intento aportar mi granito de arena entrenando lo máximo posible para llevar a Venezuela a lo más alto y que retumbe el sonido del himno nacional de manera positiva, y de esta manera llevar alegrías al país.

++ El karate está de actualidad por un doble motivo. Primero por debutar en los Juegos de Tokio 2020 y más tarde por la exclusión del programa en los Juegos de París 2024. ¿Cómo ha cambiado su vida desde que el karate es olímpico?.

— Cuando en Río 2016 se decidió que el karate fuera olímpico en Tokio 2020 todos nos alegramos, porque era algo por lo que se ha luchado mucho tiempo. Dejó de ser un sueño y se convirtió en una meta. Yo todo lo que hago es por buscar el puesto en Tokio 2020, aunque el proceso de participación es muy complicado. Por eso, muchos karatecas de mi generación teníamos la cita de París 2024 como objetivo, pero la exclusión de karate en estos Juegos ha sido una gran sorpresa. Ha sido una decisión tan repentina y sin razón, que ni siquiera nos han dado la opción de mostrarnos en Tokio 2020. A pesar de ello, la familia del karate estamos luchando para que se reconsidere esa decisión y se tenga en cuenta a este deporte en el movimiento olímpico.

++ Cómo amante de las artes marciales, ¿cuál es su lema de vida?.

++ Hay dos palabras que me caracterizan por lo que hago: la pasión y la disciplina, dos temas claves en la vida de un atleta como en cualquier persona. Tener pasión por lo que haces es lo que te lleva a tener disciplina y así poder lograr tus objetivos. Reportaje e imágenes: Efe

Por: JUAN A. MEDINA.

Andrea Armada acaba de regresar de los Panamericanos de kárate disputados en Panamá
Andrea Armada acaba de regresar de los Panamericanos de kárate disputados en Panamá
Andrea Armada pasea por el campus de la UCAM, universidad en la que disfruta de una beca

Andrea Armada posa para en el campus de la Universidad Católica San Antonio de Murcia
La karateca venezolana Andrea Armada está ilusionada con la disputa de los próximos Juegos Panamericanos
La karateca venezolana posa para EFE en una de las prácticas de comunicación audiovisual que realiza en la UCAM
Las medallistas con sus preseas en los Panamericanos de Panamá
Un primer plano de la karateca venezolana Andrea Armada

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios