Tamaño de texto-+=
Compartir:
EFE/EPA/CAROLINE BREHMAN

Redacción Deportes, 8 feb (EFE).- Brock Purdy, el mariscal de campo que pasó de ser conocido como ‘Sr. Irrelevante’ a líder indiscutido, tiene en su brazo el poder para devolver a la gloria a San Francisco 49ers este domingo con la conquista del Super Bowl.

De lograr lo que para muchos críticos pinta como una ‘misión imposible’, Purdy habrá igualado los logros de los miembros del Salón de la Fama Steve Young y Joe Montana.

Purdy, de 24 años, será el tercer pasador más joven en disputar un duelo por el titulo de la NFL cuando el domingo esté en los controles de los 49ers que chocarán con Kansas City Chiefs en el Super Bowl LVIII que se jugará en el Allegiant Stadium de Las Vegas, Nevada.

Si triunfa será el segundo ‘quarterback’ más joven en levantar el trofeo Vince Lombardi, además, dará a los gambusinos el sexto Super Bowl en su historia para igualar a Steelers y Patriots, con seis, como los más ganadores de la NFL.

 

Esos cinco títulos de San Francisco fueron obra de dos mariscales de campo. Joe Montana, leyenda del equipo y considerado uno de los mejores ‘quarterbacks’ de la historia, guió a los de oro y escarlata al triunfo en los Super Bowls XVI, XIX, XXIII y XXIV; en los que obtuvo tres designaciones como Jugador Más Valioso (MVP).
Y Steve Young, quien tiene anillos de campeón de las ediciones XXIII y XXIV, como suplente de Montana; fue titular en el Super Bowl XXIX, el quinto de 49ers, en el que obtuvo designación de MVP.

El campeonato de la NFL levantado por Young el 29 de enero de 1995, correspondiente a la temporada 1994, es el más reciente para los de la bahía, por lo que la misión de terminar con la sequía de casi tres décadas corresponderá a Brock Purdy, un chico seleccionado en la séptima ronda en el lugar 262, el último, del Draft 2022, por lo que fue llamado ‘Sr. Irrelevante’.

Purdy nació en Queen Creek, Arizona, y desde el fútbol colegial, con los Iowa State Cyclones, se acostumbró a andar el camino rocoso desde la posición de tercer suplente.

A pesar de que tenía ofertas para ir a Alabama y Texas A&M, Brock escogió Iowa. En su primer año aprovechó una lesión del suplente, Kyle Kempt, y un bajón del principal, Zeb Noland, para encender su luz como titular que perduró hasta su salto al profesionalismo.

La temporada 2022 con los 49ers pintaba como el inicio de un largo proceso de aprendizaje. Trey Lance, ‘quarterback’ cinco meses menor que el originario de Queen Creek, era el elegido como pasador principal, como respaldo estaba el veterano Jimmy Garoppolo; Brock ni siquiera estaría equipado para los partidos de temporada regular.

Pero como buen gambusino Purdy traía una pepita de oro en el bolsillo y un ‘déjà vu’ marcó el camino. Lance se rompió el tobillo en la semana dos y Brock pasó a ser suplente, Garoppolo sufrió una lesión similar en la semana 14 ante Tampa Bay Buccaneers.

Purdy debutó en ese partido frente a sus padres que estaban en la tribuna porque compraron boletos para ver a Tom Brady al mando de los Bucs y terminaron celebrando dos pases de ‘touchdown’ en el triunfo de su hijo como guía de 49ers ante el considerado mejor jugador en la historia de la NFL.

A partir de ese juego el chico guió al equipo a siete victorias consecutivas hasta que en la final de la Conferencia Nacional (NFC) sufrió una rotura del ligamento del codo derecho ante Eagles, sin él, San Francisco fue derrotado en la antesala del Super Bowl LVII.

Una dura y larga recuperación lo degradó detrás de Lance previo a la campaña 2023, pero sus actuaciones en pretemporada le devolvieron la posición principal, mientras Trey fue enviado a Dallas Cowboys.

El resto de la historia dice que Purdy llevó a los 49ers a un 2023 de 12 triunfos y cinco derrotas como el mejor equipo de la NFC. En los ‘playoffs’ Purdy hizo recordar las hazañas de Steve Young y Joe Montana con las remontadas que lideró ante Packers y Detroit.

Desde la salida de Young, por los 49ers han pasado ‘quarterbacks’ como Jeff García, Alex Smith, Shaun Hill, Nick Mullens, Brian Hoyer, ninguno pudo llevarlos a un Super Bowl. Colin Kaepernick y Jimmy Garoppolo lo hicieron en las ediciones XLVII y LIV, ambos perdieron.

El domingo el ‘Sr. Irrelevante’ tiene su cita con la historia ante los Chiefs del mejor ‘quarterback’ del presente, Patrick Mahomes, y la única manera de grabar su nombre junto a Young y Montana es con la frase que lo trajo hasta aquí: “Siempre puedo hacerlo mejor”.

Fuente: EFE

Compartir:

Comentarios

Comentarios